Chuck Norris afirma que vencerá su timidez para hablar más de Cristo

Su madre de quien Norris dice: “Ama a Jesús con su corazón y con toda su alma”. Ella siempre creyó en él. Ella le decía repetidamente: “Dios tiene planes para ti”. A Norris le quedaba la curiosidad de querer saber exactamente lo que eso significaba.

  • Evangelismo    
  • 13 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El conocido actor estadounidense, campeón mundial de karate y ex militar, Chuck Norris quien afirma ser un cristiano brindó una entrevista a CBN News donde reveló que si bien ha vencido a muchos de sus adversarios la timidez ha sido uno de los mayores obstáculos para hablar de Jesús.

Norris, se crio con un padre alcohólico y la ausencia de una figura paterna según él influyó mucho en su imagen de sí mismo. “Creo que mucha de mi timidez y no de atletismo vino porque yo no tenía un padre que me inculcara valor en mí”, dice.

Desde el punto de vista natural, desde luego, no parecía probable que Chuck Norris, llegara a convertirse en una estrella de cine, fuera campeón en karate, un militar y hoy fuera fundador de una asociación de karate con más de cuatro mil estudiantes.

Sin embargo, su madre de quien Norris dice: “Ama a Jesús con su corazón y con toda su alma”. Ella siempre creyó en él. Ella le decía repetidamente: “Dios tiene planes para ti”. A Norris le quedaba la curiosidad de querer saber exactamente lo que eso significaba.

Norris, cree que parte del plan divino para su vida llegó cuando entró por primera vez en el mundo de las artes marciales, algo dentro de él le encantó cada minuto de este deporte.

“Yo era sólo un tipo de inicio y parada. Nunca pude realmente seguir adelante con todo lo que empecé. Las artes marciales fue realmente la primer cosa en mi vida que he seguido y lo he logrado en un cierto grado de competencia”, admitió.

Las artes marciales le ayudaron a Norris a construir su autoestima, enseñarle disciplina y enfoque, Norris fue finalmente capaz de elevarse por encima de su auto timidez. A los 21 años se le pidió hacer una demostración de artes marciales en marzo en la Base de la Fuerza Aérea en California para una multitud de unas 400 personas. Nunca había estado ante una audiencia, Norris, estaba nervioso, por lo que decidió escribir su discurso y memorizarlo. El día del evento, sin embargo, las cosas fueron de manera diferente de lo previsto.

“Esa noche, tomé el micrófono. Mis palmas sudaban y yo dije: ‘Buenas noches, damas y caballeros, mi nombre es Chuck Norris y me gustaría darle la bienvenida aquí esta noche’. Eso era lo último que yo recordaba. Lo siguiente que recuerdo, es que yo estaba caminando hacia el centro del gimnasio, y como estaba caminando por ahí, estaba pensando, ¿Dije algo más, o puse el micrófono hacia abajo? Hasta el día de hoy no lo sé”.

“Seguí esforzándome para seguir haciendo eso, y con el tiempo tuve la oportunidad de superarlo”. Para poner esta victoria personal en términos bíblicos, Norris compara su batalla con la timidez con las palabras del apóstol Pablo.

“¿Qué hizo al apóstol Pablo un gran orador?” Norris pregunta. “Él era muy tímido. En 2 Corintios 10: 1 habla sobre la dirección de los corintios y dice: “Ahora yo, Pablo, les ruego con la ternura y bondad de Cristo, aunque me doy cuenta de que piensan que soy tímido en persona y valiente solo cuando escribo desde lejos”, Nueva Traducción Viviente.

“El Apóstol Pablo hizo lo que tenía que hacer para difundir el mensaje de Dios. Me doy cuenta de que eso es lo que tengo que hacer, tengo que hacer de tripas corazón y superar mi timidez”.

“La gente me pregunta, ‘¿No le habría gustado que su vida hubiera sido diferente? Reflexiono y pienso: No, no creo que lo haría porque esto me ha ayudado a crecer como persona y me ha ayudado a apreciar las cosas que yo tengo”, dijo.

Norris, es muchas ocasiones ha sido invitado por ministerios cristianos para hablar de su fe entre ellos T.D. Jakes Ministry.

La fe cristiana, llevó a Norris para escribir su última autobiografía, Against All Odds (Broadman & Holman). Luego la inspiración de su segunda esposa, Gena, una ex modelo a quien conoció en 1997 en Dallas, en cena. Gena [entonces Gena O’Kelley] jugó un pequeño papel en el Walker, Texas Ranger. Chuck, se quedó tan impresionado con Gena que él consiguió el valor para invitarla a salir. Ellos están casados desde el 28 de noviembre de 1998.

“Yo había estado en un lugar diferente en mi vida en el año 1988 “, dijo Norris. “Casi me había alejado de Dios, y si usted lee el libro, por supuesto, no abrazaba la fe. Lo hice muy secular. Una vez que reestablecí mi fe con Dios, todo el agradecimiento se lo di a mi esposa. Ella dijo: “Usted realmente necesita hacer de nuevo su libro, porque eso fue hace 16 o 17 años y han pasado muchas cosas en su vida desde entonces. Usted realmente necesita volver atrás y escribir de la manera que debe ser escrito. Pensé en ello extensivamente antes de que decidiera hacer ese salto porque recuerdo lo difícil que era la primera vez. Pero finalmente hemos orado al respecto y decidimos hacer el libro de nuevo y que la gente sepa dónde estoy en mi vida en este momento”.

Gena, también ha sido clave para ayudar a Norris a establecer hábitos piadosos, como la lectura regular de la Biblia y la oración.

“Ella me leía la Biblia todos los días”, dijo Norris sobre su esposa. “Finalmente, ella consiguió que me sentara a leerla con ella. Una vez que empecé, se convirtió en una rutina regular para nosotros”.

Aunque Norris, creció yendo a la iglesia y dice que aceptó al Señor cuando era un niño y ganó inspiración a través de una cruzada de Billy Graham cuando era un joven, Norris realmente no tenía una fe genuina hasta que conoció a su esposa Gena quien se puso de parto antes de tiempo con sus gemelos pero las complicaciones graves amenazaban la vida de su esposa.

“Fue un momento muy difícil para mí y un tiempo para la reevaluación de lo que era importante en mi vida “, explicó.

En 1990, Norris fundó la Fundación KICKSTART. Con la ayuda del presidente Bush, Norris implementó un programa de enseñanza de las artes marciales para 150 estudiantes de una escuela en alto riesgo en Houston, Texas. Desde entonces, ha dado lugar a 30 escuelas con más de 4, 200 participantes activos.

“Las artes marciales es una filosofía que es más o menos a los principios de la Biblia. A pesar de que no podemos hablar de Jesús, podemos hablar de lo que Jesús habla en la Biblia – el amor, el amor al prójimo, ser buenas personas. A pesar de que no podemos citar las Escrituras, podemos decir lo que Jesús dice en la Biblia o lo que el apóstol Pablo dice o lo que dice San Pedro. Podemos decir que lo hacemos de una manera indirecta”, dijo Norris.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de CBN News