nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Falsos Profetas: Engatusadores de Biblia en mano

Prominentes figuras religiosas advirtieron sobre la peligrosidad de alabar predicadores que proclaman ser Jesucristo o que ostentan tener poderes divinos.

  • Sociedad    
  • 23 nov 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Prominentes figuras religiosas advirtieron ayer sobre la peligrosidad de alabar predicadores que proclaman ser Jesucristo o que ostentan tener poderes divinos.

También tronaron contra cualquier figura religiosa que condicione sus alabanzas a enriquecimiento personal y subrayaron que una nueva modalidad del culto, como empresa mediática, mantiene distanciados a miles de feligreses de elementos básicos de la espiritualidad humana, como la humildad y la bondad.

“Ninguna persona que trate de manipular la mente y conciencia de un ser humano diciendo que es Cristo merece respeto o atención. Cuando uno trata de sustituir al Señor por uno mismo, uno está engañando a la gente. Se está creando una agenda que no es necesariamente la espiritual”, sostuvo el obispo nacional de la Iglesia de Dios Mission Board, Ángel Marcial.

El líder religioso arremetió contra el predicador José Luis de Jesús Miranda, un predicador ponceño que clama ser “Jesucristo Hombre”. La llegada del religioso para un evento el próximo diciembre en Puerto Rico ha causado un revuelo entre diferentes denominaciones alrededor de la Isla. El predicador reclama contar con millones de seguidores en la Isla, Estados Unidos y varios países de habla hispana.

Consideró Marcial que la sociedad moderna se encuentra ante una “epidemia de personas que están tratando de ser Dios para controlar a la gente”.

En tanto, el obispo episcopal, David Álvarez, indicó que los principios cristianos carecen de representación en la prédica de pastores que intentan timonear su feligresía hacia el poderío económico.

“Esto es parte de lo que hoy se ha popularizado, mayormente en Estados Unidos, como la megaiglesia, una corporación que tiene un escape de prédica cristiana, pero que realmente no es una iglesia en el sentido de la comunidad de fe, servicio y amor que Jesucristo fundó”, dijo Álvarez, quien consideró una blasfemia el principio de enriquecimiento personal como una manera de obtener la salvación divina.

Cautela y sabiduría
Muchos sienten un vacío existencial y buscan alternativas para llenarlo. Pero, no todo lo que brilla es oro.

En el pasado, seguidores de sectas religiosas han cometido asesinatos y hasta suicidios colectivos, por lo que se recomienda tener un “buen discernimiento y sano juicio” al escoger algún camino a seguir.

El profesor residente del Seminario Teológico de Puerto Rico, José Rodríguez, reconoce que “lamentablemente” en Puerto Rico hay mucha carencia y necesidad de buscar “lo que representa la verdad”. Hay mucho vacío espiritual por experiencias adversas o traumáticas y otros pueden aprovecharse de eso.

El también profesor de sociología de la religión de la Universidad de Puerto Rico (UPR) recordó que en tiempos postmodernos algunas personas que son líderes y que poseen carisma utilizan elementos novedosos “con elementos que satisfacen aquellas necesidades que tiene el hombre que no han podido satisfacer”.

Mencionó que las sectas tienen las mismas características: autoritarias, centradas en un líder carismático y satisfacen necesidades inmediatas.

“Cuando se identifican con este tipo de movimiento, que puede ser catalogado como sectario, lo defienden y pueden irse hasta los extremos, por lo que representa su líder”, agregó Rodríguez.

El sociólogo aclaró que no desea evaluar si es correcto o no este caso, pero recomendó a las personas a ser “juiciosas y confrontar lo que se expone en términos de lo que es la palabra bíblica”.

“Hay que ser cuidadosos en términos de quién dice lo que dice y bajo qué circunstancias lo dice y con qué fin lo dice. En el nombre de la religión se han hecho los asesinatos más graves de la historia”, advirtió.

El ministerio “Creciendo en gracia” cree que todos estamos libres de pecado y que el diablo no existe.

“Si alguien viene y fomenta una idea acomodaticia a lo que yo necesito, la gente lo va a seguir. Mas si son personas con necesidades particulares, lo que diga el líder sectario satisface esa necesidad particular de esa persona… Si los criterios bíblicos no se cumplen, eso es un falso profeta”, expresó Rodríguez.

Primera Hora