nav
Martes 24 de Octubre de 2017

Soplan aires discriminatorios para los medios evangélicos en España

“somos discriminados porque todas la iglesias y ministerios evangélicos que han puesto en marcha emisoras de radio o TV han tenido problemas en algún momento”, expresó director de Radio Cristiana.

  • Sociedad    
  • 18 dic 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los responsables de Radio Encuentro dicen que éste es sólo un paso más en la persecución que han sufrido en Madrid desde sus inicios, en septiembre de 2001. Sostienen, además, que el trato recibido es totalmente discriminatorio y ponen por ejemplo a “Radio María”, una emisora que en los últimos años ha ampliado su espacio de 1 a 117 emisoras por toda España, emitiendo en muchas ocasiones sin concesión administrativa, pero siendo tolerada.

Radio Encuentro, inició sus emisiones con el beneplácito del Consejo Evangélico de Madrid, que saludó calurosamente la iniciativa de una asociación cultural, de crear una radio que, siguiendo criterios de calidad y profesionalidad, sirviese de vehículo para la expresión del pensamiento, los valores, la espiritualidad y la identidad cultural del protestantismo español.

“Lamentablemente, todos los intentos de obtener la preceptiva licencia – mediante la participación en todos los concursos convocados desde la llegada de la democracia – han resultado infructuosos para las iglesias y entidades evangélicas, manteniéndose la situación de injusta y humillante discriminación que pervive desde de los tiempos del franquismo”, informan desde la FEREDE.

Del mismo modo, todos los intentos del Consejo Evangélico de Madrid por disponer de un espacio en la programación religiosa de radio y TV del Ente Público Radiotelevisión de Madrid han sido vanos, agregan.

ALC consultó al director de Radio Encuentro, José Pablo Sánchez, quien es también responsable de Medios Audiovisuales de la Federación de Iglesias Evangélicas de España, productor de los programas evangélicos que se emiten – de forma “oficial” y semanal – por Televisión Española (“Buenas Noticias TV”) y por Radio Nacional de España (“Mundo Protestante”).

Sánchez, cuenta que en España, a lo largo del tiempo han ido surgiendo varias leyes para regular el tema Radiodifusión. En una de ellas se distinguía entre emisoras culturales y comerciales, indicando que el gobierno regularía el acceso a cada una de ellas. Lo cierto es que sólo reguló el acceso a las comerciales por medio de concursos que normalmente ganan las grandes cadenas mediáticas y los grupos afines al partido político gobernante cuando sale el concurso. Esto ha creado un vacío legal al que se acogen las emisoras de las iglesias como “culturales”.

La diversidad de regulaciones ha dado lugar a un caos donde se impone la ley del más fuerte. Dado que para cerrar una emisora hace falta un proceso judicial que puede llegar a durar muchos años, las emisoras comerciales emiten sin licencia, porque les es rentable el negocio, sólo tienen que pagar a sus abogados y continuar con recursos y triquiñuelas legales para mantenerse en antena. Este caos ha provocado una saturación del dial donde para que se escuche bien una emisora hace falta subir la potencia. Lo cual ha empeorado la situación, pues unas se hacen interferencias a otras.

Las iglesias pueden tener acceso a una radio con las mismas condiciones que las comerciales si ganan el concurso, lo cual no ha sucedido hasta ahora, o si compran una emisora que ya tenga licencia. Las más baratas cuestan entre 300.000 y 600.000 Euros. Quienes regulan las licencias son el gobierno central y el de las Comunidades Autonómicas, informa.

Las Comunidades Autonómicas (Madrid, Galicia, Cataluña, etc.) sacan a concursos las licencias cada varios años. Se establecen unos criterios y la propuestas que mejor satisfagan los criterios, según la opinión del partido gobernante, recibe la licencia. La Iglesia Católica ha recibido licencias en todos los concursos de la democracia. Ninguna Iglesia Evangélica o Protestante ha recibido, dice el dirigente evangélico.

“Decimos nuevamente que somos discriminados porque todas la iglesias y ministerios evangélicos que han puesto en marcha emisoras de radio o TV han tenido problemas en algún momento. Algunas son toleradas hasta que alguien del gobierno decide cerrarlas. En el último concurso de TV digital en Madrid, Remar (Una importante entidad evangélica) presentó unos de los proyectos más serios con SolidariaTV. Fue rechazado, mientras la Iglesia Católica recibió varias licencias”, afirma.

Y agrega, “los hermanos de Guatemala se han interesado sobre este asunto y están haciendo llegar sus quejas a la embajada Española en Guatemala. No estaría mal sugerir una acción similar en otros países de Latinoamérica, pues el gobierno español puede que le dé más importancia a esas consultas e iniciativas que las que se hagan desde España, donde se está promoviendo que los evangélicos manifiesten su preocupación sobre el asunto preguntado ¿Por qué las Iglesias Evangélicas no pueden disponer de licencias de radio y otras confesiones si?”.

alc