nav
Martes 26 de Septiembre de 2017

Arresto en Miami reaviva en Brasil controversia sobre evangélicos

Las autoridades aduaneras de Estados Unidos detuvieron el lunes a los evangélicos Estevam Hernandes Filho, de 52 años, y a Sonia Haddad Moraes Hernandes, de 48, cuando llegaron al aeropuerto de Miami con 56.467 dólares, cuando habían declarado sólo 10 mil dólares.

  • Sociedad    
  • 11 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El arresto en Miami de dos brasileños por contrabando de fondos reavivó hoy la controversia que ha rodeado a las lucrativas iglesias evangélicas.

Las autoridades aduaneras de Estados Unidos detuvieron el lunes a Estevam Hernandes Filho, de 52 años, y a Sonia Haddad Moraes Hernandes, de 48, cuando llegaron al aeropuerto de Miami con 56.467 dólares, cuando habían declarado sólo 10 mil dólares.

La pareja fue acusada de violar normas sobre declaración de dinero y contrabando, cargos que le puede acarrear una sentencia máxima de cinco años en prisión.

La pareja fue liberada ayer tras pagar una fianza de 100 mil dólares.

Hernandes Filho, un ex ejecutivo de mercado de la firma Xerox, y su esposa fundaron la Iglesia Renacer en Cristo en 1986 desplazándose sobre la creciente ola de popularidad de las iglesias evangélicas en Brasil, el país de mayor población declarada católica del mundo.

Entre los más reconocidos miembros de esa iglesia esta Kaká, el mediocampista del Milán y de la selección nacional brasileña de fútbol.

En un comunicado en su sitio de internet, la iglesia calificó los cargos contra Hernandes Filho y su esposa como un “equívoco” y un “error” de la pareja al llenar la declaración de ingreso a Estados Unidos.

Gracias principalmente a donaciones, la pareja ha acumulado una fortuna que incluye lujosas residencias en Miami y en Brasil, según han indicado reportes de la prensa local. La iglesia Renacer también sería propietaria de diarios y estaciones de radio y televisión, así como una firma de grabaciones de discos y tiene la patente en Brasil de la palabra “gospel”.

En diciembre, una corte de asuntos criminales en el estado de Sao Paulo ordenó la detención de Hernandes Filho bajo cargos de lavado de dinero y fraude, pero un tribunal superior suspendió la orden.

Agentes aduaneros estadounidenses cooperan con las autoridades brasileñas en la investigación sobre lavado de dinero de la pareja. “Agentes especiales están comprometidos en trabajar con las agencias oficiales, tanto domésticamente como en el exterior, para asegurarse que las fronteras internacionales no sean barreras detrás de las cuales se oculten criminales”, dijo la vocera del Servicio de Inmigración y Aduanas, Barbara González, en un correo electrónico enviado a una agencia de noticias.

Territorio Digital