nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Cines convertidos en Iglesias Evangélicas y Colegios

En los años 60, los cines y teatros del centro de Quito, Ecuador eran sitios muy concurridos. Con el avance de la tecnología estos espacios quedaron relegados a partir de finales de los 90.

  • Sociedad    
  • 19 jun 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

En los años 60, los cines y teatros del centro de Quito, Ecuador eran sitios muy concurridos. Con el avance de la tecnología estos espacios quedaron relegados a partir de finales de los 90. “Cines más modernos y el Teatro Sucre y Bolívar (gracias al apoyo del Cabildo) captan la mayor cantidad de público”, según Fausto López, administrador del cine 24 de Mayo.

En la actualidad, estos lugares han dejado de funcionar, o están siendo utilizados para otros fines.

Es el caso de cine teatro Alhambra, ubicado en el Centro Histórico. Este sitio, al igual que otros, como el cine Capitol, fueron convertidos en iglesias evangélicas.

Ahora las presentaciones de teatro y las carteleras de cine sirven para anunciar los cultos y reuniones de oración de los diferentes grupos religiosos. En el cine Alhambra, la Iglesia brasilera “Pentecostal” ocupa el espacio.

El teatro restaurado servirá como auditorio del Centro de Convenciones Eugenio Espejo, ubicado a pocas cuadras del lugar, en el antiguo hospital Eugenio Espejo, según mencionó Alfonso Ortiz, director de obra del Fonsal. Otros cines que fueron recuperados son el Benalcázar y 24 de Mayo, ambos en los colegios del mismo nombre.

El primero fue adecuado para presentaciones de cine específicas, sin carteleras constantes y para uso del colegio municipal Benalcázar.

En el caso del cine 24 de Mayo, el nuevo administrador señala que a pesar de que la infraestructura del cine ubicado al norte de la avenida 6 de Diciembre, pertenece al Colegio que lleva el mismo nombre, la administración es privada y completamente separada de la institución estatal.

Desde hace cuatro meses, Fausto López alquiló el lugar para convertirlo en un gran local para presentaciones artísticas y conciertos. La sala está remodelada casi por completo. “Tuvimos que cambiar todo el sistema de cableado, la iluminación y el sonido. Los baños y los pisos son nuevos. Hubo que sacar las alfombras y botarlas”, comentó.