nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Ordenan evaluación siquiátrica contra acusado de asesinar al pastor Francisco Cruz

“Hemos perdonado al muchacho y si está enfermo que le den el tratamiento que requiere. Pero confiamos en que se haga justicia terrenal, ya se encargará Dios de la divina”, manifestó la pastora Wanda Cruz, sobrina del occiso.

  • Sociedad    
  • 6 mar 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

La vista preliminar contra Jomar Otero Rivera, el joven acusado de asesinar a principios de febrero, en Las Piedras, al pastor Francisco Cruz Velázquez, fue pospuesta hasta que un siquiatra del estado lo evalúe para decidir si es procesable.

El juez José Ramos Aponte, del Tribunal de Primera Instancia de Humacao, dio el visto bueno a la petición de la abogada de la defensa, Luz Porrata, quien argumentó que su cliente ha tenido varios percances de salud que provocaron que haya sido trasladado al Hospital Siquiátrico Correccional en Río Piedras.

Aunque no se indagó ante el magistrado cuáles fueron los percances, Primera Hora supo que el joven de 22 años ha atentado contra su vida en varias ocasiones, desde que fue apresado el pasado 10 de febrero.

De hecho, el joven evidencia unas laceraciones en ambas manos, lo que podría ser una posible señal de intentos suicidas.

Por su parte, los fiscales Enid Rivera Núñez y Omar Vissepó le indicaron al juez que tenían todas las pruebas para iniciar el proceso judicial, incluyendo el informe de la investigación del agente Eduardo Amaro, del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) del Humacao.

El agente, adscrito a la División de Homicidios, expresó a al diario Primerahora que parte de su investigación incluirá el testimonio de la hermana del acusado, Doreen Otero Rivera, quien está cooperando con las autoridades.

“Él (Jomar) le hizo unas admisiones de los hechos a la hermana”, se limitó a comentar el agente.

Mientras, un puñado de familiares y amigos del pastor asesinado aprobaron la decisión del juez respecto a la evaluación siquiátrica del imputado, infiriendo que es un derecho que tiene el acusado “aunque entendemos que es procesable”.

“Hemos perdonado al muchacho y si está enfermo que le den el tratamiento que requiere. Pero confiamos en que se haga justicia terrenal, ya se encargará Dios de la divina”, manifestó la pastora Wanda Cruz, sobrina del occiso.

Otero Rivera enfrenta cargos de asesinato en primer grado, secuestro y posesión de vehículo hurtado luego que se le encontrara causa para juicio por la muerte de Cruz Velázquez, a quien visitó en su hogar el pasado 4 d febrero en busca de ayuda porque presuntamente su vehículo se había quedado sin gasolina.

Datos investigativos indican que el pastor salió de su casa con $5 para ayudar al sujeto a quien conocía porque lo atendía en el Centro Cristiano La Roca, dedicado a la rehabilitación de adictos.

Fue en ese momento, que se presume, Otero secuestró al reverendo y lo estranguló con su correa, dejando el cadáver en el baúl de su carro en un barrio de Humacao.

Al momento del su arresto, el acusado declaró que había respondido a un encargo de unos delincuentes que querían el auto para cometer un asalto. Esta teoría, en cambio, ha sido descalificada por el CIC pues no se han encontrado pruebas suficientes que vinculen a otros individuos.

La vista para determinar si el sujeto es procesable o no está pautada para el 31 de marzo en el Tribunal de Humacao. Dependiendo de los resultados se fijará una nueva vista preliminar contra el imputado.