nav
Lunes 21 de Agosto de 2017

Evangélicos terminan jornada de oración en Casa Presidencial de Honduras

“Hoy se pueden abrir espacios de oración desde el Poder Ejecutivo, porque es necesario sacar a las iglesias de las cuatro paredes, para que se escuche la palabra de Dios en todas partes”, resaltó Portillo.

  • Iglesia/Estado    
  • 29 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tegucigalpa.- La iglesia evangélica de Honduras recientemente terminó en Casa Presidencial la Jornada de Oración y Ungimiento “Salvemos Honduras”. Un clamor de tres días que se hizo por la protección divina para la población ante ola de violencia que va en crecimiento en Honduras, publica el diario La Tribuna.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, agradeció por el alimento espiritual brindado en esa jornada de oración en la que asistieron Lobo Sosa, en compañía de la Primera Dama Rosa Elena Bonilla, la designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, así como el pleno de la junta de comandantes de las Fuerzas Armadas, miembros de la Guardia de Honor Presidencial, la cúpula de la Policía Nacional, así como pastores de la red evangélica, sociedad civil y funcionarios de Gobierno.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del ministro de Religión y Culto, Carlos Portillo, quien aseguró que el Gobierno del Presidente Lobo Sosa, efectúa cambios desde la búsqueda de la unidad y la reconciliación de la familia hondureña.

“Hoy se pueden abrir espacios de oración desde el Poder Ejecutivo, porque es necesario sacar a las iglesias de las cuatro paredes, para que se escuche la palabra de Dios en todas partes”, resaltó Portillo.

El apóstol de la iglesia Gerizim, Roberto Ventura, afirmó que la democracia es el mejor sistema de Gobierno, porque se ampara en la búsqueda del bienestar de las mayorías, pero con la evolución que amerita los cambios de un nuevo mundo.

“Ni los del norte, ni los del sur, pueden levantarnos de las dificultades que afronta el país, levantémonos de la crisis con la inclusión y participación de los distintos sectores de la sociedad”, resaltó.

Jack Myers, pastor de la red evangelista de Estados Unidos, agradeció la apertura del Mandatario hondureño, por permitir difundir y administrar la palabra de Dios, desde las oficinas de Estado, al tiempo que recordó que desde del huracán Mitch, esa congregación evangelista ha trabajado de la mano con el pueblo y Gobierno de Honduras, en pro de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

“Este es un Gobierno democrático, poderoso, yo creo que ustedes sirven a Dios, cuando otros gobiernos del mundo son malvados”, dijo.

Manifestó que “en Honduras existe un pequeño grupo de arriba y otro de medio, que tienen capacidad de hablar, expresarse, pedir y exigir, y cada uno demanda lo que quiere que el Gobierno haga por él, y algunos están acostumbrados que el Gobernante vaya y les pida perdón, les dijo yo estoy aquí porque Dios así lo quizo”.
Además indicó que en reiteradas ocasiones les ha manifestado a los ministros que no olviden que en cada decisión que tomen, tienen el mandato de impartir justicia y no esperar aplausos, porque todos tienen derecho a ser beneficiados.

“¿Cuántos estamos dispuestos a tender la mano a nuestro prójimo?, a ser solidarios, tomando como regla de oro del sagrado libro de la biblia, que reza no hagas a otro, lo que no te gustaría que te hiciesen, y se los digo a los ministros y ministras que no se olviden de esa regla”, añadió.

Seguidamente, los pastores de la red evangelista de Estados Unidos y de Honduras, ungieron con aceite a la Pareja Presidencial, a la designada presidencial y a los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, para que honren sus vidas a Dios, con el correcto accionar en las ejecutorias en cada oficina estatal, así como para recibir la cobertura para salvaguardar sus vidas.