nav
Viernes 09 de Diciembre de 2016

Ateos se oponen a la oración en las reuniones de una ciudad en California

Después de enterarse de las invocaciones normales, un abogado de FFRF envió una carta el 27 de junio al alcalde de Chico afirmando que la oración “es un rechazo a nuestra historia secular”, y que “la mejor solución es que el Consejo deje de realizar estas oraciones por completo”.

  • Iglesia/Estado    
  • 22 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHICO, California. – Dos organizaciones seculares están trabajando juntos para poner fin a la oración que se realiza antes de las reuniones del consejo de la ciudad en un municipio al norte de California.

Durante años, los concejales de Chico han invitado a los líderes religiosos locales de diversas religiones para llevar invocaciones antes de las reuniones oficiales del ayuntamiento.

Sin embargo, nuevamente la organización atea Freedom From Religion Foundation (FFRF), con sede en Wisconsin, alega por la separación de Iglesia-Estado, igual piensa el grupo separatista Butte County Coalition of Reason (BCCR), una organización local atea que también está presionando para que la tradición de la oración desaparezca.

Después de enterarse de las invocaciones normales, un abogado de FFRF envió una carta el 27 de junio al alcalde de Chico afirmando que la oración “es un rechazo a nuestra historia secular”, y que “la mejor solución es que el Consejo deje de realizar estas oraciones por completo”.

“La solución es simple: que los oficiales del gobierno dejen de orar en sus reuniones”, enfatiza la carta FFRF que continúa.

“Le instamos a concentrarse en asuntos civiles y dejar a la religión a la conciencia privada de cada individuo. Si las reuniones del gobierno deben demostrar respeto, que sea por nuestra Constitución laica y atea, consagrada por la más grande invención de América: La separación del Estado y la Iglesia”.

Del mismo modo, BCCR publicó un comunicado de prensa el mes pasado, que condena la práctica la oración del consejo de la ciudad, afirmando que era un “shock” que los miembros del consejo incorporen invocaciones a sus reuniones. BCCR, también envió una petición dirigida al alcalde de Chico, escrita por el coordinador de BCCR, George Gold.

“He observado…” escribe Gold en la petición “que Butte County Coalition of Reason no tiene tal invocación. Tienen un minuto de silencio al comienzo de cada reunión para que todos en la audiencia puede tomar un momento para centrarse en lo que su sistema de creencias puede ser o, uno puede simplemente meditar en silencio. Sr. Alcalde, por favor considere la petición de nuestra comunidad, firmada por una variedad de residentes de Chico entre ellos religiosos, espirituales y seculares, para que cesen las invocaciones y en su lugar de ofrezca un momento de silencio, o nada en absoluto”.

La petición enviada por esta organización es poco más de 230 firmas.

Mientras tanto, la Alliance Defending Freedom (ADF)- que a nivel nacional defiende las libertades religiosas dijo en un comunicado que enviaron un memorándum legal a funcionarios de la ciudad de Chico la semana pasada, instando a los miembros del consejo a no ser intimidados para terminar sus oraciones antes de las reuniones.
La ADF en un documento de unas 11 páginas condena la actuación de la FFRF y el BCCR que se han unido en “un esfuerzo coordinado para atacar”, la “tradición histórica y querida” de la ciudad como es la oración legislativa.

“Simplemente no hay duda”, afirma el documento de ADF “la oración pública ha sido una parte esencial de nuestro patrimonio antes de la fundación de esta nación, y nuestra Constitución siempre ha protegido nuestra actividad”.

David Cortman, abogado de ADF, argumentó que la oración legislativa pública siempre ha sido y en consecuencia, debe ser siempre, un componente totalmente legal del gobierno de EE.UU.

“Los estadounidenses hoy deben ser tan libre como los fundadores lo fueron al orar”, dijo Cortman. “Los fundadores oraron durante la redacción de la Carta de los Derechos de nuestra Constitución, y el Tribunal Supremo ha dictaminado que la oración pública es parte de la historia y tradición de este país. La ciudad de Chico, por lo tanto, está en un terreno muy firme para que la oración se haga en las reuniones públicas”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian News