nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Senado amenaza con quitarles excepción de impuestos a iglesias de Brasil

Una búsqueda en Internet revela que la iniciativa de proponer esta ley, fue la ATEA (Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos). A través de una campaña en las redes sociales, la ATEA logró movilizar a 20.000 firmas necesarias.

  • Iglesia/Estado    
  • 24 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- En medio del receso parlamentario y sin mucha fanfarronada mediática, el Senado utilizó su cuenta oficial de Twitter y Facebook para “lanzar” un debate que promete ser polémico.

Una votación en Internet no tiene fuerza de ley, pero sirve como un “termómetro” de opinión pública. El Senado brasileño está utilizando su sitio web para cuestionar a la población sobre la propuesta: “Fin de inmunidad tributaria para las entidades religiosas (iglesias)”.

El año pasado, cuando la Cámara de Diputados utilizó su página para hacer un estudio sobre la “definición de familia como el núcleo formado a partir de la unión entre un hombre y una mujer”, ocurrieron muchas campañas en pro y en contra.

Cuando el “no” ultrapasó el “sí”, miles evangélicos se movilizaron en el Internet para revertir la situación. El resultado final indicó 50,81% en contra (285.417 votos), el 48,8% a favor (274.176 votos) y 0.39% (2191 votos) no tenía opinión. Fue la encuesta con una mayor participación popular en la historia del sitio.

En la página del Senado se justifica que la idea fue lanzada por la dirección de legislación del sistema, donde cualquier persona puede sugerir una pauta para ser analizada.

Al llegar a 20.000 firmas electrónicas, ya no es una mera petición electrónica y fue remitida a la Comisión de Derechos Humanos y Legislación Participativa de la casa. La propuesta espera ponente.

La razón oficial dada dice: “Los escándalos financieros que líderes religiosos protagonizan se está convirtiendo en el principal motor de la opinión para que la exención fiscal de las iglesias les sea prohibida. El Estado es una institución secular y cualquier organización que le permite el enriquecimiento a sus dirigentes y miembros debe ser tributada”.

Una búsqueda en Internet revela que la iniciativa de proponer esta ley, fue la ATEA (Asociación Brasileña de Ateos y Agnósticos). A través de una campaña en las redes sociales, la ATEA logró movilizar a 20.000 firmas necesarias.

Aunque muchos evangélicos critican al Frente Parlamentario Evangélico, diciendo que los cristianos no deben participar en la política cada vez más en Brasil se han avivado los enfrentamientos legales y legislativos sobre cuestiones relacionadas con los valores defendidos por el cristianismo.

Algunos aspectos de esta consulta popular es para clasificar a las “instituciones religiosas” simplemente como iglesias. Hay menciones en el sitio del Senado de “mezquitas, centros espirituales, comunidades religiosas” y otro tipo instituciones no cristianas.