Alta Corte de Australia reconoce el “género neutro”

La Alta Corte de Australia rechazó la apelación presentada por el Estado de Nueva Gales del Sur, que pedía que sólo fueran reconocidos los géneros femenino y masculino.

  • Moralidad    
  • 3 abr 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Alta Corte de Australia acordó este miércoles que una persona puede ser reconocida por el Estado Civil como perteneciente a un “género neutro”, ni masculino ni femenino, convirtiendo a este país en uno de los pocos que reconocen un tercer sexo.

La principal jurisdicción australiana reconoció por decisión unánime de sus jueces que “una persona puede no ser ni de sexo masculino ni de sexo femenino, por lo que permite el registro de una persona de género ‘no específico'”.

De esta forma rechazó la apelación presentada por el Estado de Nueva Gales del Sur, que pedía que sólo fueran reconocidos los géneros femenino y masculino.

Esta decisión fue motivada por el proceso entablado por una persona, Norrie, que no se identifica como hombre ni como mujer, y reclamaba la creación de una categoría suplementaria, la de “género neutro”.

Norrie, que sólo utiliza un nombre, nació siendo hombre pero en 1989 se sometió a una operación de cambio de sexo. Sin embargo, la operación, no logró resolver la ambigüedad que siente sobre su identidad sexual.

En 2010, el registro del Estado Civil de Nueva Gales del Sur aceptó registrarlo bajo la categoría “género no específico”.

Pero poco después, el registro dio marcha atrás y declaró inválido el certificado. Norrie dijo entonces que tenía la sensación de haber sido “socialmente asesinado”.

Las dos partes presentaron varios recursos ante la justicia, hasta que la Alta Corte se pronunció este miércoles.

“Estoy eufórico”, declaró el interesado. “La gente comprenderá que no hay sólo dos opciones. Usted puede ser una mujer o un hombre, pero algunos de sus allegados no lo serán obligatoriamente”, agregó.

Según la asociación Centro de Leyes sobre los Derechos Humanos, la Alta Corte “rechazó las nociones nostálgicas sobre el género”.

“Las personas que son de sexo o de género diferente al masculino o al femenino tienen problemas todos los días para acceder a servicios fácilmente disponibles para los demás”, declaró Anna Brown, experta jurídica de la asociación.

Foto: Norrie May-Welby

Fuente: EFE