nav
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Retienen a 2 evangelistas en la zona de los Altos de Chiapas

Se negaron a cooperar para realizar la fiesta del “Señor de Esquipulas”, cuya festividad la celebran los indigenas catolicas en el mes de Enero, todos los años.

  • Persecuciones    
  • 13 ene 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

En lo que es considerado un caso más de intolerancia religiosa que ocurre en la Región Altos de Chiapas, dos indígenas evangélicos fueron retenidos en una comunidad del municipio de San Cristóbal, todo por negarse a cooperar para realizar la fiesta del “Señor de Esquipulas”, cuya festividad la celebran los indigenas catolicas en el mes de Enero, todos los años.

Los indígenas tzotziles Vicente Velasco Estrada y Genaro Velasco Estrada, habitantes de la localidad Campo Grande, fueron detenidos y enserrados como a las 12 horas del sábado 7 de enero en una cárcel de esa comunidad por las autoridades de dicho lugar que profesan la región católica-tradicionalista.

Los dos evangélicos, pertenecientes a Iglesia Monte Sinaí, permanecieron retenidos en dicho lugar luego de que se negaron a pagar una multa de 300 pesos cada uno por no tener dinero y debido a que están en su derecho de no dar cooperaciones económicas para las fiestas de los católicos.

Los agraviados señalaron ante la Oficina de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento de San Cristóbal que lo más humillante del caso fue que no les dieron permiso “para salir al baño o tomar alimentos”, además de que fueron liberados este martes, antes de que se cumpliera las 72 horas para no ser tipificado como delito grave, aunque existen evidencias con las que se podría castigar a los responsables.

De hecho, los dos indígenas acudieron ante la Subfiscalía de Justicia Indígena con sede en San Cristóbal, para presentar una denuncia por los abusos y las violaciones a sus derechos que sufrieron de parte de las autoridades tradicionalistas que actúan bajo el pretexto de sus usos y costumbres.

El director de la Oficina de Asuntos Religiosos, Esdras Alonso González, dijo que brindó el apoyo jurídico a los dos evangélicos para que sea respetada la libertad religiosa y que se aplique la ley.

Aparte de este caso ocurrido esta semana, el funcionario recordó que hace días, en la localidad San Antonio de Las Rosas, municipio de San Cristóbal, los tradicionalistas impusieron el cargo de policías a varios indígenas adventistas de esa localidad a pesar que “ellos ya habían cumplido con ese cargo tradicional y que antes de eso los tradicionalistas habían firmado un pacto de no agresión”.

En los meses recientes, el municipio de San Cristóbal ha registrado una serie de hechos de intolerancia religiosa causados por las autoridades comunitarias que profesan la religión católica-tradicionalista, como una muestra de que aun no es del todo aceptada la religión evangélica o protestante

El buen samaritano