nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Cinco líderes cristianos son acusados falsamente para impedir que evangelicen en Laos

Los cinco líderes han sido acusados de matar a una mujer cristiana, que falleció naturalmente y que ellos habían visitado en las últimas horas de vida para darle el consuelo de la fe y la oración.

  • Persecuciones    
  • 30 jun 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cinco líderes cristianos de la provincia de Savannakhet en Laos están acusados de asesinato y corren el riesgo de pasar un largo periodo en la cárcel.

La Fides señala que las acusaciones son completamente falsas y buscan “decapitar” a las comunidades cristianas de la provincia con el fin de evitar la propagación de la fe cristiana.

Los cinco líderes han sido acusados de matar a una mujer cristiana, que falleció naturalmente y que ellos habían visitado en las últimas horas de vida para darle el consuelo de la fe y la oración.

La Sra. Chan, del pueblo de Saisomboon, falleció el 22 de junio después de dos años de enfermedad y numerosas intervenciones médicas y de curanderos locales. La mujer, madre de ocho hijos, se convirtió al cristianismo desde la fe budista en abril del año pasado.

El jefe de la aldea ya había impedido que los cristianos celebrasen el funeral y obligaron a hacer una ceremonia budista, pese al desacuerdo de los ocho hijos que también se han convertido y otros miembros de la aldea donde cinco familias han abrazado la fe cristiana. Los cinco líderes de las comunidades cristianas de los pueblos de los alrededores estaban en el lugar, junto con otros creyentes, para asistir al funeral.

La policía los arrestó por cargos de asesinato.

Según a informado a Fides la Ong “Human Rights Watch for Laos Religious Freedom” (Hrwlrf), se encuentran en la cárcel: la señora Kaithong, líder de la comunidad de Saisomboon; el señor Puphet, líder de la iglesia del pueblo de Donpalai; el señor Muk, líder cristiano del pueblo de Huey; Hasadee, que dirige a los fieles del pueblo de Bunthalay; y el señor Tiang.

“Las autoridades están tratando de encontrar cualquier pretexto posible, con el fin de detener la propagación de la fe cristiana en la zona”, se lee en una nota enviada a Fides.

La organización no gubernamental pide la liberación inmediata de los cinco cristianos y solicita al gobierno de Laos que respete el derecho de todos los ciudadanos a la libertad de religión y garantice la legalidad y el Estado de Derecho.

Fuente: Fides