nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Sudanesa cristiana condenada a muerte podría ser liberada según funcionario de Sudán

La madre cristiana que fue condenada a muerte por abandonar el Islam, dio a luz a una niña en la prisión en las últimas semanas de mayo. Se le permitió que naciera su bebé pero luego de dos años la ejecutaran.

  • Persecuciones    
  • 3 jun 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Sudán, Abdullahi Alzareg, dijo que Meriam Ibrahim será liberada de prisión. La madre cristiana que fue condenada a muerte por abandonar el Islam, dio a luz a una niña en la prisión en las últimas semanas de mayo. Se le permitió que naciera su bebé pero luego de dos años la ejecutaran.

Meriam Ibrahim, está casada con un cristiano de Sudán del Sur e incluso ella es hija de un musulmán, pero fue criada por su madre como cristiana ortodoxa, así que ella nunca asumió la religión del padre.

El juez en Sudán llegó a ordenarle que se convirtiera en musulmana, pero ella rehusó negar a Cristo por lo que fue condenada a muerte al casarse con un hombre cristiano que también fue condenado por el delito de “adulterio”, porque según las autoridades sudanesas el matrimonio no es válido.

Debido a este crimen la mujer tendría que recibir 100 latigazos. El caso ha sido abordado en la prensa y las autoridades internacionales han condenado el fallo por lo que han presionado para que Meriam sea liberada.

El esposo de Meriam, Daniel Wani, dijo a la BBC que los informes de prensa que sugerían la liberación de su esposa son rumores y que aún espera la decisión de un tribunal al pedido de apelación formulado por la defensa de Meriam.

Daniel contó que hace unos días, durante el parto, las autoridades penitenciarias “mantuvieron una cadena en sus piernas. Ella está muy molesta por eso”.

Tras el parto, a Daniel le negaron el permiso de ver a su hija recién nacida, pero finalmente pudo hacerlo al día siguiente, junto al abogado de Meriam. Entonces, el abogado pudo retirarle las cadenas puestas en las piernas de la mujer sudanesa.

Meriam se encuentra encarcelada junto a su hijo mayor Martin, de casi dos años. Las autoridades no quisieron entregar al menor a Daniel, ya que consideran que el niño también es musulmán.

A través de la plataforma CitizenGO, se ha presentado una campaña exigiendo la liberación de Meriam: http://www.citizengo.org/es/7539-liberen-meriam

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de The Times of London