nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Secuestran a veinte cristianos egipcios en Libia

“Eran 15 hombres armados y llegaron en cuatro vehículos. Tenían una lista con los nombres de los cristianos en el edificio. Cuando revisaron las identificaciones, los cristianos fueron retenidos”, dijo Aziz, quien sobrevivió porque no abrió la puerta.

  • Persecuciones    
  • 5 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EL CAIRO.- Hombres enmascarados secuestraron en el centro de Libia a 13 cristianos coptos egipcios, días después que otros siete fueron secuestrados, dijeron un testigo y un sacerdote, en una nueva ola de ataques contra cristianos egipcios que trabajan en la nación norafricana plagada por extremismo islámico.

El testigo Hanna Aziz dijo a The Associated Press que hombres armados en la ciudad libia de Sirte fueron habitación por habitación en su residencia a las 2:30 am el sábado y pidieron documentos de identificación para separar a los trabajadores cristianos de los musulmanes.

Aziz dijo que los hombres esposaron a los cristianos y se los llevaron.

“Eran 15 hombres armados y llegaron en cuatro vehículos. Tenían una lista con los nombres de los cristianos en el edificio. Cuando revisaron las identificaciones, los musulmanes fueron dejados a un lado y los cristianos fueron retenidos”, dijo Aziz, quien añadió que sobrevivió porque no abrió la puerta.

“Escuché a mis amigos gritando, pero los fueron callando rápidamente a punta de fusil. Después de eso no escuchamos nada”, dijo Aziz, quien dijo tener tres familiares entre los rehenes. “Sigo en mi habitación esperando a que me capturen.

Quiero morir con ellos”, dijo.

Abu Makar, un clérigo copto de Samalout, en el sur de Egipto, confirmó el secuestro. Dijo que otros siete coptos de Samalout fueron capturados cuando trataban de escapar de Sirte unos pocos días antes.

Sirte se ha convertido en un bastión para grupos extremistas islámicos como Ansar al-Shariah, responsabilizado por el ataque en septiembre del 2013 contra el consulado estadounidense en Bengasi, en el que murió el embajador Chris Stevens.

Los secuestros ocurren poco después del asesinato de una pareja copta de médicos que trabajaba en Sirte, y su hija.

La cancillería egipcia informó en un comunicado que está siguiendo el caso y exhortó a los egipcios en Sirte a quedarse en casa hasta que el gobierno pueda facilitar un regreso seguro al país.