Misionero glorifica a Dios tras sobrevivir de un disparo en la cabeza

Los que están detrás del ataque siguen siendo desconocidos. Además, se subrayó que este no ha sido el primer ataque a un misionero: durante los últimos tres años se han producido ataques similares en diferentes misiones.

  • Persecuciones    
  • 2 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

BANGLADESH.- La supervivencia del sacerdote Piero Parolari, es un milagro de Dios, el misionero italiano recibió un tiro en Bangladesh este mes, de acuerdo con el obispo de Dinajpur.

“Fue un milagro, fue salvado por Dios”, dijo monseñor Sebastian Tudu, el obispo de Dinajpur. Parolari sobrevivió a un atentado contra su vida por tres hombres que le dispararon mientras él iba en su bicicleta al Hospital San Vicente, donde trabajó como médico.

“Los atacantes apuntaron a su cabeza, pero no lo lograron, sin embargo, la bala golpeó en en su lugar el cuello y volvió a salir”, dijo el obispo Tudu.

A sus 64 años de edad, Parolari, se está recuperando en el hospital, después de haber sufrido tres costillas rotas. Cuando esté lo suficientemente bien regresará a Italia.

Ha trabajado en Bangladesh como misionero médico con el Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME), sirviendo en la empobrecida Bangladesh, principalmente en las aldeas remotas.

Su ataque hizo que el gobierno de Bangladesh emitiera una declaración de advertencia a los extranjeros y líderes religiosos para evitar salir sin informar a la policía local.

Tudu sugirió que el tiroteo, junto con otros ataques recientes, han sido por motivos políticos: “Con estos ataques, estos grupos quieren llamar la atención internacional. Parece que quieren avivar la inestabilidad en Bangladesh”.

Los que están detrás del ataque siguen siendo desconocidos. Además, se subrayó que este no ha sido el primer ataque a un misionero: durante los últimos tres años se han producido ataques similares en diferentes misiones.

A pesar de que el gobierno de Bangladesh niega cualquier infiltración del Estado Islámico en el país, los servicios de inteligencia occidentales y los gobiernos temen que pueda estar ganando un punto de apoyo en el país.

Los expertos han dicho que los islamistas militantes representan una amenaza cada vez mayor como una crisis política de larga duración que ha llevado a los opositores al gobierno a ser radicalizados.

Tudu mantiene la esperanza de que “la providencia de Dios nos puede ayudar a traer la paz y la estabilidad en nuestro país”.