nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Policías golpean hasta matar a joven cristiano qué rehusó renunciar a su fe

“Rashid golpeó la cabeza de Arsalan con una pistola y comenzó a sangrar”, dijo. “Cuando lo metieron en la furgoneta de la policía, Arsalan se desplomó y murió.

  • Persecuciones    
  • 13 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

PUNJAB, PAKISTÁN.- La policía en Pakistán golpeó hasta la muerte a un joven cristiano de 14 años el lunes (9 de octubre) porque había tenido una pelea con un compañero de clase musulmán que trató de intimidarlo para que renunciase a su fe, dijeron  fuentes.

Mushtaq Masih, padre de Arsalan Masih, dijo que su hijo era estudiante en un centro privado en la aldea de Jhabran Mandi, distrito de Sheikhupura en la provincia de Punjab. Arsalan estaba en el centro educativo cuando siete policías del Puesto de Policía de Bahu Chowk llegaron a las 5 pm en su vehículo oficial e irrumpieron en el lugar, dijo Masih a Morning Star News.

“Arsalan asistía a sus clases en la Academia de Ciencias Ideal cuando el jefe de policía Imtiaz, el conductor Rashid, el agente Arshad y otros policías no identificados lo arrastraron fuera del aula”, dijo Masih. “Sardar, alias Billu, un agente de policía, los ayudó a identificar al joven y lueog todos comenzaron a golpear a Arsalan con sus puños, a darle patadas y con las culatas de sus rifles”.

El maestro Farhan Ali intentó detener el asalto, pero los oficiales lo empujaron y le dieron una bofetada y continuaron golpeando al muchacho, dijo Masih.

“Rashid golpeó la cabeza de Arsalan con una pistola y comenzó a sangrar”, dijo. “Cuando lo metieron en la furgoneta de la policía, Arsalan se desplomó y murió. Más tarde, los policías lanzaron el cuerpo de Arsalan al borde de la carretera y huyeron”.

Numerosos testigos presenciaron el asalto, pero los policías los amenazaron si intervenían, agregó. Hace cuatro meses, Arsalan había peleado con un niño musulmán después de que el compañero de clase trató de intimidarlo para que renunciara a su fe cristiana, dijo Masih, miembro de la Iglesia Presbiteriana en Pakistán.

“No supe de la pelea hasta hace poco”, dijo. “Arsalan había golpeado a un muchacho cuyo tío, Sardar alias Billu, es un agente de la policía del distrito de Sheikhupura. A Billu le entró un rencor contra a Arsalan, y por eso trajo a sus amigos de la policía con él para darle una lección al pobre muchacho”.

Masih dijo que denunció el asesinato de su hijo (caso No. 653/17) en la comisaría Sheikhupura Saddar contra siete oficiales, pero que hasta ahora la policía no los ha podido detener.

Los policías acusados huyen

El Superintendente de  la Policía de Sheikhupura, Sarfraz Virk, dijo a Morning Star News que había ordenado la detención de los policías acusados ​​y que también había suspendido del puesto al policía Bahu por negligencia en las tareas oficiales.

“Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para detener a los acusados que han huido del área desde el día del incidente”, dijo. “El niño no era buscado en ningún caso, y está bastante claro que los policías habían ido por su cuenta y habían abusado de su autoridad oficial”.

El subinspector Safdar Javed, del policía de Bahu, le dijo a Morning Star News que acababa de hacerse cargo y estaba investigando el caso. “Hasta ahora, ningún acusado ha sido arrestado”, dijo. “Mi investigación hasta ahora ha revelado que no se registró ningún caso o queja contra Arsalan. Los policías transgredieron su autoridad y serán llevados ante la justicia a toda costa”.

Dijo que los investigadores estaban tomando en consideración la afirmación de la familia de que el asesinato fue motivado por la religión. El abuelo materno de Arsalan, identificado solo como Pastor Shafqat, dijo que había entre 300 y 400 familias cristianas en el área de Jhabran Mandi.

“Las peleas tienen lugar entre los niños de ambas comunidades por problemas mezquinos, pero esta es la primera vez que un niño pierde la vida”, dijo. “Los asesinos ni siquiera [tuvieron dolor de conciencia] por un segundo que golpeaban despiadadamente a un niño de 14 años. ¿Qué había hecho para merecer una muerte tan brutal?”.

El caso ha sido ocupado por el Centro para la Ley y la Justicia de Pakistán (PCLJ). El abogado Kashif Naimat, del PCLJ, dijo a Morning Star News que la policía se mostró inicialmente renuente a registrar un primer informe contra sus colegas.

“Sin embargo, la policía se vio obligada a registrarlo después de que la familia de Arsalan y otros cristianos bloquearon la carretera principal durante varias horas el lunes por la noche en protesta”, dijo. “PCLJ ha tomado el caso voluntariamente, y haremos nuestro mejor esfuerzo para llevar a los autores de este crimen atroz a la justicia, independientemente de su influencia”.

En agosto, otro estudiante cristiano fue asesinado. El 27 de agosto, Sharoon Masih , de 17 años,  fue asesinado por un compañero de clase musulmán durante el horario escolar en el distrito Vehari de Punjab porque había bebido agua de un vaso usado por todos los estudiantes, un acto que muchos musulmanes desprecian al considerar a los cristianos como “inmundos”.

[ Fuente: Morning Star News ]