nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Pastor denuncia penalmente a policía por interrupción de culto

El pastor de la Iglesia Misionera Manantial Asambleas de Dios de Colombia denuncia que un teniente de la policía Nacional penetró el templo abruptamente exigiendo la disminución inmediata del volumen en su mínima expresión.

  • Policial/Judicial    
  • 15 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Darío Gutiérrez Rodríguez, pastor de la Iglesia Misionera Manantial Asambleas de Dios de Colombia, fue requerido por un teniente de la policía Nacional mientras dirigía una ceremonia religiosa en el templo de predicación el pasado domingo 7 de diciembre. El oficial penetró el templo abruptamente exigiendo la disminución inmediata del volumen en su mínima expresión.

Según el pastor Gutiérrez, la conducta asumida por el teniente de policía, sin mediar orden judicial o administrativa, “se constituye en un claro abuso de autoridad por cuanto no solo hubo extralimitación en las atribuciones que decía tener, sino que se arrogó poderes que no le correspondía”, señaló.

La situación, calificada por otros pastores como de abuso de autoridad por parte del integrante de la policía, fue denunciada debido a los continuos atropellos que contra las iglesias cristianas se vienen dando en Bogotá y el resto del país.

“Estamos denunciando penalmente por abuso de autoridad, impedimento y perturbación de ceremonia religiosa y agravio a una persona destinada al culto al funcionario de la fuerza pública”, expresó el pastor y Concejal de Bogotá, Gustavo Páez.

Páez lamentó la continua persecución contra las comunidades cristianas en Bogotá y el resto del país, e hizo un llamado a la administración Distrital y al gobierno nacional para que se den las garantías del libre derecho para ejercer la libertad de culto en el país, consagradas en la Constitución Política de 1991.

El pastor Gutiérrez, señaló que vale la pena recordar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos indica, que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.