nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Policia mexicana busca a supuesto pastor evangélico, acusado por violación

El supuesto pastor evangélico que agredió sexualmente a una menor de edad, huyó de la ciudad para evitar ser arrestado por el delito de violación.

  • Policial/Judicial    
  • 3 abr 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

El supuesto pastor evangélico que agredió sexualmente a una menor de edad, huyó de la ciudad para evitar ser arrestado por el delito de violación, informó la Agencia Estatal de Investigación que mantiene un grupo en la búsqueda del falso religioso.

Hasta ayer se emitió la orden de aprehensión, después de las pifias en la que incurrió la agencia estatal.

Resulta que el seudo pastor de tres iglesias cristianas, quien se ganaba la confianza de sus posibles víctimas y de las familias de las mismas, para llevar a cabo malsanos propósitos con las niñas, huyó.

Martín Rivas Flores, de 48 años de edad, originario de Veracruz, después de haber permanecido por más de 36 horas en una celda de la delegación Aldama, por pifias de los jueces, tanto de barandilla, como de la agencia del Ministerio Público, que no atendieron a tiempo la denuncia, cuando realmente existía la flagrancia, lo dejaron libre, y ahora lo andan buscando para que pague la deuda contraída inicialmente con la justicia.

Los patriarcas de la familia Chairez Córdova, a cuya niña, de escasos 7 años de edad, violentó sexualmente mientras los progenitores se encontraban laborando para llevar el pan a su familia, presentaron en tiempo y forma la denuncia, misma que no fue tomada en cuenta por la autoridad.

Los progenitores de la pequeña violentada sexualmente confiaron en la aparente buena voluntad y actitudes del supuesto pastor, le daban asilo y comida junto a su esposa, de 17 años de edad, de la que dicen que a la mejor se la trajo de su natal estado con amenazas.

El hombre le ponía películas pornográficas a la menor afectada, besándole los labios y realizándole tocamientos obscenos, hasta llevar a cabo actos inenarrables.

Dijeron los padres de familia que el depravado individuo tenía amenazada a la menor con matar a sus padres y a ella si acaso decía algo, hasta que la progenitora empezó a sospechar cuando se metió junto con su hija a bañar, le notó enrojecimiento en sus partes íntimas, la niña le dijo la verdad sobre lo que el hombre le venía haciendo durante varios días.

Estos deplorables acontecimientos ocurrieron en la calle Alberto Carrera Torres, de la colonia Revolución Mexicana, hasta donde acudieron elementos municipales, quienes después de esposarlo, lo llevaron detenido a estación Aldama, y lo liberaron después de 36 horas, tras esperar a los jueces y agentes ministeriales que ratificaran los cargos, posteriormente salió libre, aparentemente por que ya no existía la flagrancia.

Una de las iglesias a donde acudía el supuesto pastor, eran una llamada “Jesucristo Esta Aquí”, ubicada en la misma colonia donde llevaba a cabo sus delitos, otra de la colonia La Cuesta, y la tercera de la colonia El Granjero, de las que no supieron dar información respecto a su ubicación.

Fuentes al interior de la Subprocuraduría de Justicia, dijeron que ya se libró una orden de aprehensión en su contra, sin embargo, el sujeto no se encuentra en los domicilios en donde lo han buscado.