nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Pastores paraguayos defienden trabajo tras escándalo por abusos sexuales en la mayor cárcel del país

La Asociación de Pastores Evangélicos del Paraguay (APEP) se pronunció en favor de la Iglesia Libertad y su labor en la penitenciaría de Tacumbú. Es en el marco de las investigaciones fiscales sobre la responsabilidad de la congregación en los delitos de coacción sexual a menores denunciados semanas atras.

  • Policial/Judicial    
  • 23 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

La APEP, que aglutina a unos 1.800 pastores de todo el país, resaltó el trabajo penitenciario de los menonitas durante 26 años consecutivos, señalando que sus resultados son reconocidos a nivel internacional como en el Congreso Mundial de Capellanes de Prisión, celebrado en Estocolmo, Suecia, en setiembre de 2010.

“El proyecto de la Iglesia Libertad, fue calificado como modelo especialmente para los países del tercer mundo. Es un prestigio y honor para el Paraguay”, cita un comunicado de prensa firmado por los pastores Francisco Verón y Santiago Maldonado.

El documento, resalta las obras realizadas y los logros académicos alcanzados por los pastores Félix Duarte Dupont y Fabián Daniluk, líderes de la iglesia y acusados de no haber denunciado el hecho.

Los pastores paraguayos, afirman que más que nunca se necesita fortalecer la labor espiritual en las cárceles y recordaron que el artículo 66 de las Naciones Unidas manifiesta, que “para la rehabilitación o reintegración del interno se deberá tener en cuenta en primer lugar la atención espiritual, a fin de lograr una mejor labor de recuperación”. Finalmente pidieron a los hermanos de los cinco continentes a orar por el país paraguayo.

Tanto Duarte como Daniluk, eran los pastores encargados del pabellón “Libertad” de la cárcel de Tacumbú, ubicado en el Pabellón 4. Los religiosos están acusados por la fiscalía de no comunicar a las autoridades del penal de las actividades irregulares, de las cuales los mismos ya habrían tenido conocimiento. En el mismo caso, tres reos fueron imputados por coacción sexual y producción de pornografía infantil.