nav
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Militares expropian ilegalmente un centro evangélico en Venezuela

Los militares expropiaron ilegalmente el terreno presentando una hoja de citación de la Dirección de Control Urbano de Libertador, sin sellos, en el que aparecía escrito el asunto “ocupasión (sic) del inmueble”, firmada por Freddy Gamboa, cuyo cargo es “jefe de la parroquia”.

  • Policial/Judicial    
  • 1 ene 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El 15 de diciembre expropiaron a propietarios de un terreno en Santa Rosalía donde funcionaba el estacionamiento El Portal, en el que una comunidad de 1.500 evangélicos construirían un templo, informó el diario venezolano El Nacional.

La entrega de una hoja fotocopiada con el formulario de citación de la Dirección de Control Urbano de Libertador, sin sellos, en el que aparecía escrito el asunto “ocupasión (sic) del inmueble”, firmada por Freddy Gamboa, cuyo cargo es “jefe de la parroquia”, precedió la toma del lugar por milicianos y el desalojo de los pastores que administraban el garaje, con la excusa de que sería expropiado para alojar damnificados.

El pastor Ramón Joel Díaz cumple hoy dos semanas rodando de una institución a otra en busca de respuestas. Por lo que ha acumulado copias de cartas enviadas a Miraflores, al Tribunal Supremo de Justicia, a la Alcaldía de Caracas y al Gobierno del Distrito Capital. En esta última instancia obtuvo respuesta: No están al tanto de ninguna acción legal sobre el inmueble.

Terreno legalmente comprado

Desde la toma no han podido ingresar a su propiedad y tampoco los 50 carros que estacionaban allí los vecinos de las residencias cercanas.

En la puerta, una miliciana, negó dar información y sugirió buscarla en el despacho del presidente Hugo Chávez.

“Lo compramos entre los fieles. Pasamos 3 años reuniendo para el terreno. Seguimos con el estacionamiento para reunir ingresos para construir un templo para Dios, porque en donde nos reunimos, en el Teatro Imperial, el alquiler nos sale muy caro”, explicó Díaz.

El inmueble, de 834 metros cuadrados, fue comprado por la Asociación Civil Centro Cristiano Imperial el año pasado por 1,8 millones de bolívares, según consta en el documento de compra-venta registrado el 6 de abril de 2009.

“Le pedimos al Gobierno que nos apoye a construir nuestro templo y en el mismo terreno podemos hacer apartamentos y regalárselos a afectados”. Díaz señaló con preocupación que podría estar dándose potestad a los consejos comunales para invadir, por lo que “esto es una vulgar invasión, sin decreto de expropiación, pero con una circular mal hecha”.

Para mañana está convocan a una protesta pacífica frente al estacionamiento, entre las esquinas Velásquez y Santa Rosalía. El pastor explicó que por solidaridad, la asociación decidió cederle dos locales que hay en el terreno a dos familias que resultaron damnificadas recientemente. Ahora estas personas están bajo el mando de los milicianos que custodian el lugar.