nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Tribunal alemán dictamina que es delito circuncidar bebés varones

•Un especialista en salud pública que también es un judío y que practica la circuncisión calificó el fallo de “estúpido”, y esto es producto de la “política de pensadores liberales modernos”.

  • Policial/Judicial    
  • 29 jun 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un tribunal alemán ha dictaminado que circuncidar a los bebés varones por motivos religiosos, como lo hacen los Judíos desde hace miles de años, constituye un daño corporal grave y a la vez un delito, independientemente de la autorización de los padres.

Un especialista en salud pública que también es un judío y que practica la circuncisión calificó el fallo de “estúpido”, y esto es producto de la “política de pensadores liberales modernos” que no están abiertos a la persuasión sobre los valores judíos y que se deben considerar al menos los estudios sobre los beneficios de salud que tiene la circuncisión.

Los grupos anti-circuncisión, dieron la bienvenida a la decisión e instaron a los tribunales de otros lugares a seguir su ejemplo.

Musulmanes y judíos alemanes han reaccionado en contra de una sentencia de la Audiencia Provincial de Colonia. Y todo se debe a un juicio en contra de un médico general de Colonia que circuncidó a un niño de cuatro años a petición de sus padres, musulmanes. Días después de la intervención, el niño tuvo que pasar por urgencias porque estaba sangrando.

La fiscalía de la ciudad se querelló contra el médico.

El galeno fue absuelto en primera instancia y en apelación, ya que el tribunal arguyó que en el momento de los hechos no podía determinar si estaba actuando ilegalmente.

Para los judíos, la circuncisión ha sido un principio fundamental de la fe, practicado hace 4.000 años. Lo hacían cuando el bebé varón cumplía los 8 días de haber nacido, para ellos simboliza que la persona estaba en alianza con su Creador.

La extirpación del prepucio es también un rito de iniciación en el Islam, a veces al momento del nacimiento, o a los siete días de haber nacido.

Millones de padres en los Estados Unidos y otros países occidentales rutinariamente circuncidan a sus bebés varones, por razones que incluyen la higiene como un beneficio para la salud o por tradición familiar.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de CNSNews