Florista cristiana culpable de discriminación por negarse a proporcionar flores para boda gay

La pareja había sido cliente de toda la vida de los negocios de Richland Stutzman y de Flores Arlene, así que se les había pedido que proporcionaran decoraciones para su boda después que se legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado.

  • Policial/Judicial    
  • 27 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un juez en el estado de Washington recientemente falló en contra de una florería que se negó a vender arreglos florales para la boda de una pareja gay por lo que violó la ley estatal contra la discriminación.

Floristería Barronelle Stutzman, fue demandada tanto por el fiscal general del estado Bob Ferguson y la pareja, Robert Ingersoll y Curt Freed, en 2013.

La pareja había sido cliente de toda la vida de los negocios de Richland Stutzman y de Flores Arlene, así que se les había pedido que proporcionaran decoraciones para su boda después que se legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado.

Stutzman sostuvo que sus creencias cristianas le impedían la venta de flores para bodas entre personas del mismo sexo”, a causa de (su) relación con Jesucristo”, según documentos judiciales.

Kristen Waggoner, abogado de Alliance Defending Freedom que representa a Stutzman, dijo en un comunicado: “Usted pone su casa, el negocio de la familia, y los ahorros de su vida en riesgo por atreverse a desafiar un mandato del gobierno que obliga a promover puntos de vista que usted cree que están mal”.

Los abogados del grupo apelarán el fallo, dijo el comunicado.

Ingersoll y Freed, quienes presentaron la demanda con la ayuda de la Unión Americana de Libertades Civiles del estado de Washington, elogiaron el fallo.

“Nos duele y entristece cuando nos negaron el servicio de Flores Arlene después de haber negociado con ellos durante tantos años”, dijo Freed y Ingersoll en un comunicado.

“Respetamos las creencias de todos, pero las empresas que están abiertas al público y tienen la obligación de servir a todos”, agregaron.

Por el momento se han aplazado las multas y la indemnización solicitada por la pareja para una fecha posterior.