nav
Jueves 08 de Diciembre de 2016

Tribunal argentino reduce pena a violador de un niño porque es gay

El Tribunal de Casación de Buenos Aires redujo luego la pena a tres años y dos meses, explicando en el fallo que el niño “es gay, ya tiene su sexualidad definida. El abuso pasó pero no fue tan ultrajante”.

  • Policial/Judicial    
  • 10 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un tribunal de Argentina se vio envuelto en una fuerte polémica después de reducir la pena de un hombre que abusó sexualmente de un menor, alegando que el niño de 6 años había sido sometido antes a abusos, que era homosexual y que “había sido acostumbrado a situaciones de travestismo”.

El juez de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires Horacio Piombo, uno de los integrantes del tribunal, explicó que la figura agravante de “gravemente ultrajante” -lo que le hubiera supuesto una pena más severa- no era aplicable en este caso porque el menor había recibido con anterioridad abusos por parte de su padre.

El condenado es el dirigente de un club deportivo del norte de la ciudad de Buenos Aires, quien fue sentenciado a seis años de prisión por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” contra un niño que practicaba fútbol en su institución y que fue agredido en los vestuarios del centro.

El Tribunal de Casación de Buenos Aires redujo luego la pena a tres años y dos meses, explicando en el fallo que el niño “es gay, ya tiene su sexualidad definida. El abuso pasó pero no fue tan ultrajante”.

Organizaciones de defensa de los derechos del menor y de las minorías sexuales criticaron la decisión del tribunal, que para la reducción de la pena del condenado argumentó que el niño tenía “una orientación sexual homosexual y estaba habituado” a los abusos y “ya tiene su sexualidad definida”.

La Fiscalía aseguró que apeló la sentencia para ser revisada por la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires.

En una entrevista con una radio local, el juez Horacio Piombo aseguró que las críticas a su sentencia se deben a “un tema político” y una persecución en su contra.

“El tema es un chiquito que fue ultrajado y llevado a las cosas más infectas desde el punto de vista social por su padre. El padre ya fue juzgado en otro proceso, que no lo tenemos nosotros. Cuando viene la causa, es otro individuo que tuvo tocamientos impúdicos y cosas asqueantes con el nene y entonces quedaba ver concretamente si había una agravatoria del Código, no el delito”, explicó en radio Vorterix.

Fuente: La Tercera de Chile y BBC