nav
Domingo 04 de Diciembre de 2016

Pistolero de Oregón era fanático nazi que odiaba el cristianismo

En su perfil de citas del portal Spiritual Passions, había escrito que “no le gustaba la religión organizada”. Su nombre de usuario era ironcross45 (una posible referencia a la Cruz de Hierro, un símbolo militar alemán reintroducido por los nazis).

  • Policial/Judicial    
  • 2 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-La policía local no lo ha querido nombrar oficialmente, pero cada vez se conocen más detalles sobre el pistolero detrás de la última masacre en conmocionar a Estados Unidos. Extraoficialmente, sin embargo, se reveló que el principal sospechoso se llamaba Chris Harper-Mercer y tenía 26 años.

También murió el jueves en el Colegio Universitario de Umpqua, luego de un intercambio de disparos con la policía. Las autoridades no han terminado de identificar sus motivos y buscan pistas entre su actividad en internet y comentarios en las redes sociales, donde aparentemente había advertido sobre sus planes.

Y la imagen que emerge de estos registros es la de un joven solitario, fascinado por las armas y con una fuerte aprehensión por “la religión organizada”. De hecho, según el padre de uno de los sobrevivientes, luego de entrar armado a uno de los edificios del campus, el pistolero alineó a sus víctimas y les preguntó si eran cristianos.

“Si decían que sí, les disparaba en la cabeza. Si decían que no, o no contestaban, les disparaba en las piernas”, dijo, basado en el testimonio de su hija.

Según reportes de The New York Times, sus vecinos en esa ciudad lo describen como un joven retraído que siempre se vestía de la misma forma: con botas y pantalones militares y una camiseta blanca.

Según esos mismos reportes, Harper-Mercer era muy cercano a su madre, a quien sus vecinos describen como extremadamente protectora.

Y un periódico de Torrance, The Daily Breeze, dijo que sus registros indican que el joven acudió a una escuela local para adolescentes con problemas de comportamiento y necesidades especiales.

En su perfil para el sitio de citas por internet Spiritual Passions (“Pasiones Espirituales”), el joven se describe a sí mismo como un universitario introvertido de 26 años de edad, raza mixta, políticamente conservador y Republicano, que vive con sus padres.

Es en ese perfil –en el que incluye “matar zombis” entre sus pasatiempos– donde también figura como miembro de un grupo adverso a la religión organizada.

Mientras que su página de My Space incluye fotografías en las que aparece sosteniendo un rifle, así como varias fotografías y comentarios que sugieren cierta fascinación por los pistoleros del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Todavía más interesante para las autoridades, sin embargo, parece una cuenta asociada a su correo electrónico empleada para subir a internet el documental de la BBC “Sobreviviendo a Sandy Hook”, que cuenta la historia de la matanza en una escuela de Connecticut ocurrida hace tres años.

La cadena estadounidense CBS también reporta un blog con múltiples referencias a incidentes similares y una declarada fascinación por sus protagonistas, entre ellos Vester Flanagan, quien mató a una reportera de TV y su camarógrafo durante una transmisión en vivo en agosto pasado.

“He notado que mucha gente como él está sola y nadie la conoce, pero cuando derraman un poco de sangre todo el mundo se da cuenta de quiénes son”, se lee en el blog. “Parece que entre más gente matas, más famoso te vuelves”.

Una investigación de Express.co.uk ha encontrado que Chris Harper-Mercer posó con armas de fuego en sus redes sociales proclamando que el ejército británico “no pudo derrotar a IRA”.

En su perfil de citas del portal Spiritual Passions, había escrito que “no le gustaba la religión organizada”. Su nombre de usuario era ironcross45 (una posible referencia a la Cruz de Hierro, un símbolo militar alemán reintroducido por los nazis).

Un usuario con el mismo nombre gastó casi 100 libras en un sombrero de las SS nazi oficiales hace más de dos años, precisó la investigación.

En el perfil de la red social de citas de la que sacaron los datos, Mercer se autodefinía como “no muy religioso, pero espiritual”, y se describió como un “amante, conservador, profesional, intelectual, introvertido”.