nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Cristiano preso por “crimen de odio” por leerle la Biblia a gay

El evangelista le explicó la enseñanza bíblica sobre la homosexualidad, el cielo y el infierno.

  • Evangelismo    
  • 8 feb 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ESCOCIA. -Un evangelista escocés fue acusado de “crimen de odio” y fue finalmente detenido después de leerle pasajes de la Biblia públicamente a un adolescente homosexual. Gordon Larmour, de 42 años, estaba hablando con un chico de 19 años que le pidió su opinión sobre la homosexualidad.

Larmour abrió el libro de Génesis y contó la historia de Adán y Eva, haciendo hincapié en que Dios los creó para reproducirse. Unos minutos más tarde, la policía se acercó a él acusándolo de hacer amenazas y demostrar “sesgo de orientación sexual”, aunque el evangelista no usó de lenguaje ofensivo.

Llevado a la cárcel en la ciudad de Irvine, Ayrshire, Escocia, pasó una noche en la celda y tuvo que hacerle frente a un proceso de seis meses antes de ser declarado inocente. El incidente está siendo utilizado por los cristianos del Reino Unido como prueba de que la libertad de expresión está siendo violado en nombre del discurso “políticamente correcto”. Temen que esto llegue a las iglesias como un todo.

Larmour dijo: “Para empezar, no puedo entender por qué me arrestaron. Esta fue una reacción exagerada y una pérdida de tiempo para todos.

La policía no me oyó. Ellos solo tomaron en cuenta, sólo la versión del joven homosexual y decretaron mi detención in flagrante”.

“Creo que estaban tratando de aparecer como protectores de las minorías, pero se fueron a un extremo. Quiero poder anunciarles a todos, la buena palabra del Evangelio y creo que soy libre de hacerlo. No estaba dando mi opinión, acababa de leer lo que dice la Biblia”, dice.

Andrea Williams, que dirige el Centro Jurídico Cristiano dijo: “Es un gran alivio al ver que el juez fue favorable a Gordon, porque este caso simplemente no resiste un análisis jurídico serio”.

Gordon Larmour predica en las calles de Escocia hace siete años. Él cuenta que, en julio del año pasado, entregaba folletos, como siempre lo hace, cuando un grupo de jóvenes pasó a su lado.

“No hay que olvidar que Jesús te ama y murió por tus pecados”, les dije a los chicos. Uno de ellos se detuvo y preguntó: “¿Qué dice Dios acerca de los homosexuales?”.

La conversación se convirtió en un fuerte debate y el joven amenazó al evangelista. Sin embargo, cuando llegó la policía, esta lo detuvo y encarceló. Antes de que el juez diera su sentencia, él explicó que no agredió al joven ni utilizó términos homofóbicos, como afirmaba la fiscalía.

“Simplemente respondí a sus preguntas y le hablé de Adán y Eva, el cielo y el infierno. Predicar la Biblia no es un crimen”, le espetó el evangelista.