nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Casimira Rodríguez “Ser Ministra de Justicia de Bolivia es una bendición de Dios”

Ministra de Justicia y Derechos Humanos de Bolivia que preside Evo Morales es miembro de la Iglesia Metodista

  • Política    
  • 10 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Casimira Rodríguez Ministra de Justicia y Derechos Humanos de Bolivia que preside Evo Morales, miembro de la Iglesia Metodista estuvo de paso por Lima para participar de la V Asamblea de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar (CONLACTRAHO) y agradeció a Dios por estar en el lugar que Dios le ha puesto.

Casimira nació en Mizque, Cochabamba. “Eramos una! familia pobre, de tres hermanos y tres hermanas.

Recuerdo que mi madre nos crió con mucho amor”, cuenta. A los trece años empezó su vida laboral como trabajadora de hogar a cambio de una habitación y comida, pero sin salario. La primera injusticia la sufrió al reclamar su sueldo a su patrona, quien la denunció por robo para poder echarla

Después siguió trabajando en casas de otras familias alrededor de 16 horas por día. Los domingos, Casimira y otras trabajadoras de hogar tenían tres horas libres a la tarde. Las “trabajadoras de hogar” no tenían una ley que las reconociera como tal. Y ellas sabían que tenían derecho a tener contrato, salario, vacaciones y aguinaldo.

En 1992 conocí a Jesucristo como mi Salvador y desde ahí le sigo fiel “En momentos de soledad y crisis mucho me ayudo el ser cristiana, leyendo la Biblia en los Salmos y la vida de Jesucristo me inspiraba en seguir luchando por mis compañeras que injustamente eran maltratadas” comenta Casimira.

En 1996, Casimira Rodríguez asumió como secretaria ejecutiva del sindicato y desde allí coordinó la organización de las trabajadoras de varios departamentos de Bolivia. “Muchas veces cuando alguna trabajadora del hogar necesitaba apoyo le pedía a Dios que me de las palabras que esa mujer necesitaba para que sea consolada moralmente y espiritualmente”

Casimira inicio su vida espiritual en la Iglesia Pentecostal donde le obligaban a que deje el Sindicato “Yo no quería dejar el sindicato y tampoco a Cristo, hasta que conocí un a hermana de la Iglesia Metodista, donde aprendí que mi vida espiritual no entraba en contradicción con mi compromiso de ayudar a las mujeres trabajadoras y así comencé a congregarme en la Iglesia Metodista de Cochabamba”.

Casimira Rodríguez Romero nos cuenta que fue una de las fundadoras de la organización sindical de Bolivia “ Lo que nos llevó a organizarnos fue la situación que se vive como trabajadora de hogar. La injusticia, la discriminación, el desamparo. Era necesario juntarnos, analizar nuestra situación, ver las posibilidades de mejorar el trato laboral, estar juntas. Estar sola! es complicado ante el desamparo y la explotación que sufrimos como mujeres migrantes indígenas y campesinas”

También nos habla de sus logros “Uno de los logros más importantes fue la obtención de los derechos laborales del gremio. Porque además de la ley de regulación del trabajo asalariado del hogar, lo importante fue haber podido visibilizar el movimiento de estas trabajadoras, hacer ver públicamente lo que siempre había sido tapado. Hemos sacado nuestra lucha a la luz”

¿Por qué cree que Evo Morales la eligió como Ministra? Humildemente, creo que fue otra de las bendiciones de Dios en mi vida y por la trayectoria de lucha que llevo desde hace 18 años en defensa del gremio de Mujeres Trabajadoras de Hogar. Me ha tocado decir lo que pienso y siento y lo que es justo para defender nuestros derechos. Creo que he sabido tener equilibrio y paciencia para lograr una ley que regule nuestra actividad y que tardó 12 años para ser tratada en el Parlamento.

La vida de Casimira Rodríguez Romero acaba de cambiar. Para asumir el Ministerio se tuvo que mudar a La Paz y ahora vive “en forma comunitaria” junto a sus compañeras del sindicato. Si bien reconoce estar sorprendida de estar en ese alto puesto gubernamental, esta hermana cristiana y sindicalista se sostiene en el aprendizaje de las distintas experiencias de lucha. Actualmente los pastores de Bolivia han llegado a su despacho Ministerial para orar con ella y se siente reconfortada por ello y termina diciendo “Quiero que los hermanos del Perú oren por mí para seguir adelante en el camino que el Señor me ha trazado”.

Agencia Orbita