Connect with us

Blogs

¿Qué es pecado de muerte? ¿Por qué no debo orar por quien lo comete?

No puede haber ninguna duda que nosotros podemos caer en pecado de muerte y aunque es perdonable si hay arrepentimiento hacia Dios, está el riesgo de que al caer en esa condición ya no veamos a Cristo como nuestro único salvador.

Ninro Ruíz Peña

Published

on

Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida,

1Jn 5:16 (RVR1960).

Te seré sincero este es uno de los pocos pasajes bíblicos en que yo al menos he escuchado poco predicar al respecto, pero también esta es la segunda vez que lo vuelvo a leer a pesar de que ya había impartido un estudio bíblico, decidí escribir y aclarar sobre este tema porque muchos de nosotros podríamos estar cayendo en pecado de muerte y lo peor sin darnos cuenta.

Por otro lado, cuando lees sobre el pecado de muerte te quedas impresionado porque el apóstol Juan no detalla específicamente qué es el pecado de muerte en la epístola y algunos consideran que se refiere al pecado imperdonable.

Pecado contra voluntad, ignorancia e imperdonable

Pecado contra voluntad: Tal vez estos términos te sorprendan porque también a mí me asombró, pero quiero aclarar que es el pecado contra voluntad, sí, ese que nos impide hacer el bien, el que nos asecha todos los días, es el que habló el salmista David:

“Porque yo reconozco mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí”, Salmos 51:3 (RVR1960).

No hay ningún cristiano que se pueda resistir al pecado contra voluntad (ley del pecado), por muy santos que seamos o fieles al Señor, tarde o temprano cedemos al pecado contra voluntad, a la ley del pecado que se trata de nuestra propia naturaleza pecaminosa, ni siquiera el mismo apóstol Pablo pudo evitarlo cuando dijo:

Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.

Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. Romanos 7:19-23, (RVR1960).

Aclaro que el pecado contra voluntad, no quiere decir que Dios lo acepta, porque es la rebelión de nuestra propia naturaleza pecaminosa que muchas veces no podemos controlar.

Yo también lo he experimentado por muchos años, que te sientes frustrado cuando tratas de erradicarlo, pero jamás se podrá por medios humanos, un día, cuando Cristo venga por su iglesia, el Señor nos liberará totalmente de las ataduras de la ley del pecado.

Pecado por ignorancia

Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado.

Traerá, pues, al sacerdote para expiación, según tú lo estimes, un carnero sin defecto de los rebaños; y el sacerdote le hará expiación por el yerro que cometió por ignorancia, y será perdonado, Levítico 5:17-19, (RVR1960).

El pecado por ignorancia, sólo nos indica cuan imperfectos somos para poder caminar en una santidad total.

 Yo no sé cuántas veces has tratado de evitar el pecado y ser un cristiano genuino, pero seguramente hoy pecaste sin darte cuenta al igual que yo, pero debemos entender que la lucha contra el pecado, además, de ser desgastante, frustrante, jamás podríamos ser limpiados de ello sino fuera por la sangre de Cristo.

Tal vez hoy no pecaste de manera consiente, te esforzaste al máximo, pero no puedes omitir el pecado por ignorancia por el cual todo cristiano que es humilde y consiente de su vulnerabilidad, debe aceptar que muchas veces peca sin darse cuenta:

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros”, 1 Juan 1:8-10, (RVR1960).

Pecado imperdonable

Seguramente todo cristiano sabe qué es el pecado imperdonable y que ni Cristo lo puede salvar, realmente da escalofríos porque no hay oportunidad de ser perdonado, en realidad la sentencia es irrevocable cuando se blasfema contra el Espíritu Santo.

De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno. Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo, Marcos 3:28-30, (RVR1960).

¿Por qué el Juan habla del pecado de muerte y no de muerte?

Si alguno ve que un hermano de la iglesia comete un pecado que no lleva a la muerte, debe orar por el hermano para que Dios le dé vida. Pero debe tratarse de un pecado que no lleva a la muerte. Porque hay pecados que llevan a la muerte, y quiero decirles que no se debe orar por quienes los cometen.

1Jn 5:16 Biblia Lenguaje Sencillo.

La epístola 1 de Juan fue escrita desde Éfeso para las iglesias gentiles y su propósito, era darle seguridad aquellos que habían creído en el hijo de Dios (1 Juan 5: 13), y también para denunciar las herejías y advertir sobre las falsas enseñanzas de maestros que una vez habían pertenecido a la iglesia (2:19).

Es en este contexto en que el apóstol Juan escribe a las iglesias gentiles para advertirles sobre la herejía del gnosticismo del siglo II que enseñaba según los comentarios de la Biblia Plenitud:

  • La materia es mala y el espíritu esencialmente bueno.
  • Los falsos maestros de esta falsa doctrina negaban la encarnación de Cristo, y por ende la resurrección.
Éfeso en la época del apóstol Juan, foto extraída de la Biblia Ilumina (digital)
  • El gnosticismo hizo que estos falsos maestros enseñaran que Jesús no podía haber vivido dentro de un cuerpo material de carne y hueso. Así que el cuerpo humano que Cristo había tenido como ser humano no fue real, sino sólo aparente. Juan escribió contra ese error (2: 23-23; 4: 3.)
  • También enseñaron que debido a que el cuerpo humano era sólo una envoltura del espíritu, y debido a que nada de lo que el cuerpo podía hacer afectaba al espíritu, las distinciones éticas dejaban de ser relevantes. Por lo tanto, ellos aseguraban que no pecaban. Juan refutó estos errores con indignación (2. 4, 6,15-17; 3.3,7,9,10; 5.18).

Gnosticismo significa “conocimiento”. Los gnósticos enseñaron también que la salvación se alcanzaba por medio de cosas espirituales.

Ellos sustituyeron la fe por propósitos intelectuales y por encima de los principios básicos del evangelio.

El apóstol Juan reaccionó y declaró que no existe revelación alguna reservada a unos pocos intelectuales, y que todo el cuerpo de los creyentes es poseedor de las enseñanzas apostólicas (2.20, 27).

¿Qué es pecado de muerte?

“El alma que pecare, esa morirá”, dice Ezequiel 18: 4, (RVR1960). Como podrás haberte dado cuenta nosotros pecamos contra voluntad, por ignorancia, y consientes, sin embargo, estos pecados no pueden ser de muerte cuando los confesamos, pero si rehusamos arrepentirnos de dichos pecados eso los convierte en pecado de muerte, que es aquel pecado que no se quiere confesar, aquel por el cual no quiere arrepentirse hasta el grado de pensar como los gnósticos de que el pecado no existe.

“El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”, Proverbios 28:13, (RVR1960).

Por tal motivo es que el apóstol Juan dice que no se deba orar por aquella persona que está bajo pecado de muerte. Pero la Biblia nos manda orar, sí así es, pero la persona que está en pecado de muerte es aquella que no desea ser salva o que cree que Jesucristo no es el único camino que lleva a la salvación como pensaban los gnósticos y todos sabemos que no creer en el hijo de Dios es pecado.

El que está en pecado de muerte no cree que está pecando (1 Juan 1: 8), no quiere dejar ese pecado, no quiere arrepentirse, no quiere confesar su pecado. La Biblia dice que sin arrepentimiento no hay salvación:

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”, Hechos 3:19, (RVR1960).

Esta cruda realidad de no orar por aquel que está bajo pecado de muerte la experimentó el profeta Jeremías a quien se le dijo que no orara por los judíos rebeldes:

“Tú, pues, no ores por este pueblo. No levantes por ellos clamor ni oración; no intercedas ante mí, porque no te escucharé” (Jeremías 7:16; 11:14; 14:11; Ezequiel 14:14; Ezequiel 14:20).

El peligro que corre un cristiano

No puede haber ninguna duda que nosotros podemos caer en pecado de muerte y aunque es perdonable si hay arrepentimiento hacia Dios, está el riesgo de que al caer en esa condición de que ya no veamos a Cristo como nuestro único salvador, que él es el único que nos puede limpiar con su sangre.

Podemos llegar al grado de pensar que no existe la condenación eterna, que es un invento de la iglesia, que no hay infierno y finalmente que no existe Dios y, por tanto, una vez que muramos allí se termina todo y que nadie será juzgado por sus pecados.

El riesgo de caer en pecado de muerte es muy alto, lo veo que es un estado de rebeldía total que te oscurece la mente y te nubla la vista.

No te hace más espiritual sino carnal y todo cristiano debería evitarlo porque podría terminar siendo un ateo el que una vez creyó en Cristo:

“El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”, Juan 3:18, (RVR1960).

Yo solo puedo decirles que el único que nos puede librar y que nos puede sacar del pecado de muerte es el Espíritu Santo, en estos tiempos están surgiendo un sinnúmero de falsas doctrinas dentro y fuera de la iglesia, como ocurrió en el tiempo del apóstol Juan.

El ateísmo se ha multiplicado, los falsos profetas, falsos pastores y falsos maestros están sobreabundando, por lo tanto, debemos cuidarnos en guardar la sana doctrina.

“Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí”, Juan 16:8-9, (RVR1960).


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COMEscrito por Nínro Ruíz Peña – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Comunicador Social con especialidad en Radio y Televisión. Diplomado en Teología por el Seminario Teológico de Nicaragua. Diez años de experiencia en periodismo cristiano. Manejo de Redes Sociales y SEO. Periodismo Digital. Actualmente supervisor de edición en NoticiaCristiana.com.

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Enable Notifications.    Ok No thanks