Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Ciencia y Tecnología

Profesor que sufrió paro cardíaco vio portales que llevaban al cielo y al infierno

Steven fue llevado rápidamente a una cirugía de corazón abierto de emergencia, triple bypass. Su corazón fue desfibrilado tres veces más durante la operación…

Publicado

en

Solo el 12 por ciento de las personas que sufren un paro cardíaco fuera de un hospital viven para contarlo. Milagrosamente, el Dr. Steven Long estaba en ese número. Él y su esposa Vicky son co-fundadores de Global Champions, una organización que enseña a los jóvenes habilidades para la vida y el desarrollo del carácter en escuelas y negocios en varios países.

El ataque al corazón de Steven ocurrió durante un viaje ministerial a Taiwán. El 1 de mayo de 2014, el aire era tan húmedo que Steven sintió que estaba inhalando agua caliente. Acababa de terminar dos agotadoras semanas de conferencias, noches sin dormir, reuniones consecutivas y una agenda completa del ministerio.

Esa fatídica mañana, cuando comenzó el ataque al corazón, cayó en el piso del baño y se desmayó. Cuando se despertó, tomó una tableta de nitroglicerina con la esperanza de prevenir la muerte y llamó al 911. De alguna manera, logró abrir la puerta del departamento para dejar entrar a los paramédicos.

Una ambulancia lo llevó al hospital más cercano, pero su corazón no siguió latiendo. Se alineó seis veces en la ruta, por lo que los técnicos de emergencias médicas lo mantuvieron con vida por desfibrilación.

Los paramédicos llamaron al cirujano cardíaco más valorado del hospital para reunirse con ellos en la sala de emergencias. Aunque se dirigía a casa después de un largo día en el hospital, regresó para tratar a Steven (seguramente un acto de divina providencia). Dios estaba en control de todo.

Steven fue llevado rápidamente a una cirugía de corazón abierto de emergencia, triple bypass. Su corazón fue desfibrilado tres veces más durante la operación, lo que provocó quemaduras en la espalda por los electrodos.

Sin darse cuenta del ataque al corazón de Steven, su esposa, Vicky, abordó un vuelo de 12 horas planeado previamente desde San Francisco a Taiwán para celebrar el vigésimo aniversario de los Campeones mundiales. Un equipo de liderazgo se reunió con ella en el aeropuerto, le informó sobre la grave situación de Steven y se apresuró a verlo en la UCI.

Después de que ella llegó, el doctor bajó la medicación, para que él pudiera recuperar el conocimiento y ver si podía reconocer su voz. La tierna voz de Vicky lo despertó, “Hola Steve, soy Vicky. Te quiero. Estoy aquí ahora, y todo va a estar bien”.

Abrió los ojos, la reconoció y trató de hablar, pero con todos los tubos en la boca y la nariz, no podía hablar. Parecía asustado y sus únicas palabras sonaron como “Muere” y “Ayúdame”.

Durante su hospitalización de 23 días, Steven tuvo varias experiencias cercanas a la muerte y fuera del cuerpo, que documenta en su libro “Evading Death’s Grip”.

“De pie junto a la cama, vi dos seres malvados, perversos, desagradables, malvados, que extrañamente parecían ser humanos”, recuerda en el libro. “Parecían trabajadores del hospital, pero sabía instintivamente que eran emisarios de la muerte.

“Uno estaba de pie junto a mí frunciendo el ceño con ojos rojos y sangrientos. Parecía un hombre chino, vestido con una chaqueta azul con cremallera con cinco caracteres chinos escritos en la parte posterior, 死亡 的 幽灵 (traducción suelta – “espíritu de la muerte”). Junto a él había una mujer asiática flaca de más de dos metros de altura vestida de negro.

“¿Quiénes eran? ¿Eran personas reales que intentaban matarme, alucinaciones o posiblemente seres demoníacos reales? ¿Por qué fueron permitidos en la UCI y quién los dejó entrar? Todo lo que sabía era que estaban en la habitación de mi hospital y que sus intenciones eran malvadas.

“Pensé para mí mismo, sus ojos se parecen a los de los demonios que he visto e incluso expulsado en el pasado en el nombre de Jesús, pero ¿cómo podría ser esto ya que también eran aparentemente humanos?

“Rápidamente descubrí que no podía simplemente hablar y hacer que se fueran, como lo había hecho en el pasado. Varios tubos estaban en mi boca y nariz, y no pude hablar. Estaba convencido de que habían personas que intentaban matarme. Paranoico, pensé que había veneno en las vías intravenosas y seguí sacándolos del dorso de las manos, los brazos y hasta los pies, mientras el personal seguía buscando nuevos lugares para poner líquidos y medicamentos en mi cuerpo.

“No pude pelear físicamente con ellos y parecía estar congelado e incapaz de moverme. Podía sentir las restricciones en mis brazos y piernas que me ataban a la cama lo que me impedía resistirme. Otra razón por la que me restringieron fue porque no podía distinguir a los médicos y enfermeras de estos dos visitantes no invitados e indeseados, y atacaba al personal o los médicos o los pateaba si se me acercaban.

“Recordé una declaración que había escuchado decir a la gente a lo largo de los años: ‘Cuando estés en problemas, invoca el nombre de Jesús’. Entonces, comencé débilmente a hacer eso; Exhalaba un susurro, ‘Jesús’ e inhalaba, ‘Es mi Señor’ con cada respiración. Tenía tan poca fuerza, pero fue suficiente.

“Pronto, la fuerza sobrenatural me llenó, y literalmente pude sentir algo como electricidad fluyendo en mi cuerpo. De alguna manera, sabía que tenía que dirigirme a los atacantes. Entonces, dije: ‘¡En el nombre de Jesús, detente!’.

“Ante la mención del nombre de Jesús, se detuvieron, me miraron, se dieron vuelta y salieron rápidamente de la habitación. La Biblia nos instruye a ‘resistir al diablo y él huirá de ti’ (Santiago 4: 7) ¡y realmente funcionó! ”

En otra experiencia extracorporal mientras estaba en el hospital, Steven vio una habitación blanca brillante que contenía un portal con forma de ventana en el piso y la tierra suspendida en él. Observó cómo dos caminos salían de la tierra: uno se extendía en la oscuridad tan oscura que se podía sentir, el otro camino se estiraba hacia una luz increíblemente brillante.

Curioso, puso su pie en el camino que conduce a la oscuridad y de inmediato se vio abrumado por los sentimientos de estar completamente perdido. Sentía la soledad y la desesperación como nunca antes en una negrura que se intensificaba y se acercaba cada segundo. Podía escuchar los aterradores gemidos y gritos de las personas perdidas que tropezaban en la oscuridad, cayendo unos sobre otros. Otros sonidos eran horribles más allá de la imaginación.

Cuando esta espeluznante oscuridad lo envolvió, retiró su pie de ese camino y colocó su otro pie en el camino que conducía hacia la brillante luz. Contenía un espectro de luz mucho mayor que el que tenemos en la Tierra. Los deslumbrantes colores eran celestiales y, a lo lejos, en la distancia al final del camino, estaba una silueta de una persona.

Él sabía intuitivamente que debía ser Jesús; su majestuoso cabello y barba blanca y sus ojos ardientes eran los mismos que había leído en la Biblia (Apocalipsis 1: 13-15). Una marea de amor lo inundó. Estaba abrumado por la luz penetrante y el amor más puro y sabía que Dios lo estaba abrazando y dándole la bienvenida al cielo.

“Dios es luz y en Él no hay oscuridad en absoluto. Si decimos que tenemos comunión con Él y caminamos en tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad. Pero si caminamos en la luz como Él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo, su Hijo, nos limpia de todo pecado “(1 Juan 1: 5-7, NKJV).

Steven tuvo una visión de ambos extremos de los caminos que nuestras vidas pueden seguir. Todos elegimos un camino u otro. Más tarde, un fisioterapeuta le preguntó a Steven: “¿Está bien esperar hasta que lleguemos al punto de la muerte para tomar la decisión de Dios?”.

“Creo que me dieron la visión / experiencia de los dos caminos para proporcionar una mayor comprensión”, respondió Steven. “Necesitamos decidir en qué camino caminaremos antes de entrar en la muerte y nuestra alma está separada de nuestro cuerpo”.

“Pablo instó a sus lectores a decidir servir a Dios sin demora, ‘He aquí, ahora es el tiempo aceptado; he aquí, ahora es el día de la salvación”. (2 Co. 6: 2, NVI).

El Dr. Steven Long se recuperó completamente de su ataque cardíaco y cirugía en 2014 y ha aumentado sus esfuerzos ministeriales. Desde ese momento crucial en su vida, el Dr. Long ha investigado más de 1,500 fuentes de experiencias cercanas a la muerte y fuera del cuerpo y se ha convertido en un experto en este intrigante campo de estudio.

Muchos de sus hallazgos están incluidos en su libro en el que cita varios casos documentados que prueban que de hecho hay vida después de la muerte. Steven caminó personalmente a través del portal de la muerte y regresó para contarle al mundo el camino que verdaderamente conduce a la vida eterna por la fe en Jesucristo. Steven es más que un sobreviviente de un paro cardíaco; es un milagro andante y un testigo presencial del reino espiritual invisible que nos espera más allá del tiempo y en la eternidad.

[ Fuente: God Reports ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Ciencia y Tecnología

Físico ateo reconoce que “la ciencia no mata a Dios”

El físico y astrónomo brasileño Marcelo Gleiser recibió el Premio Templeton 2019, por mostrar que la ciencia y la religión no son enemigas.

Publicado

en

EE.UU.- El Premio Templeton 2019 fue para el astrónomo físico y brasileño Marcelo Gleiser que incluso sin creer en Dios, se dedica a demostrar que la ciencia y la religión no son enemigos.

Él es profesor de física y astronomía en el Dartmouth College de New Hampshire, Gleiser, de 60 años, nació en Río de Janeiro y vive en Estados Unidos desde 1986. Incluso sin creer en Dios, Gleiser reconoce que el conocimiento humano es limitado.

“El ateísmo es incompatible con el método científico”, dijo Gleiser a la AFP. “El ateísmo es una creencia en la no-creencia. Entonces usted niega categóricamente algo contra el cual no tiene pruebas. Mantengo la mente abierta porque entiendo que el conocimiento humano es limitado”.

El premio es financiado por la Fundación John Templeton, una organización filantrópica bautizada en homenaje al presbiteriano estadounidense que comenzó a “buscar pruebas de actuación divina en todas las ramas de la ciencia”, según el diario The Economist.

Es el primer latinoamericano en ganar el premio, creado en 1973, y va a recibir 1.5 millones de dólares, superando un 50% más que el Nobel el Nobel. La ceremonia de premiación será el 29 de mayo en Nueva York.

El físico se concentra en hacer que los asuntos complejos sean accesibles. El autor de cinco libros de habla inglesa y cientos de artículos en Estados Unidos y Brasil, Gleiser también explora cómo la ciencia y la religión intentan responder a preguntas sobre los orígenes de la vida y del universo.

“La primera cosa que ves en la Biblia es una historia de creación”, observó. “Sea cual sea su religión, todo el mundo quiere saber cómo el mundo comenzó”.

Aunque la ciencia tiene su metodología para explicar el origen del mundo, el físico cree que las explicaciones son limitadas. “La ciencia puede dar respuestas a ciertas cuestiones, hasta cierto punto”, apuntó Gleiser. “Debemos tener la humildad de aceptar que hay misterio a nuestro alrededor”.

Arrogancia científica

Gleiser cree que muchas veces las personas que creen que el mundo fue creado por Dios encaran a la ciencia como “enemiga”, “porque tienen una visión muy anticuada sobre ciencia y religión en la que todos los científicos intentan matar a Dios”, observó. “La ciencia no mata a Dios”.

Para el físico, que creció en una comunidad judía en Río, la religión no debe ser alejada de la ciencia.

“Cuando usted oye a científicos muy famosos haciendo pronunciamientos como ‘la cosmología explica el origen del universo’ y ‘no necesitamos más de Dios’, es un absurdo completo”, agregó. “Porque no explicamos el origen del universo”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – AGENCIA DE NOTICIAS- Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Científicos israelíes crean colirio que puede sustituir anteojos

Experimento es capaz de alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía

Publicado

en

ISRAEL. – Un equipo de oftalmólogos del Centro Médico Shaare Zedek y del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, desarrolló un colirio capaz de reparar córneas y mejorar problemas de visión de corta y larga distancia.

El experimento israelí logró alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía en cerdos. La novedad fue presentada en el último Congreso de la Sociedad Europea de Cirugía Refractiva en Lisboa el año pasado, pero no se había publicado en revistas científicas.

Aún no se sabe por cuánto tiempo los efectos de ese colirio pueden durar y con qué frecuencia puede ser reaplicado. La previsión es que los ensayos clínicos en humanos se realicen aún este año. En caso de éxito, la expectativa es que el colirio disminuya e incluso elimine la necesidad de anteojos.

La ciencia en Israel

Desde su fundación, el Estado de Israel ha dedicado notables esfuerzos a la ciencia y a la tecnología. Las aportaciones israelíes en ciencia y en ingeniería han sido muy significativas. Los científicos e investigadores israelíes han realizado contribuciones relevantes a la genética, a la informática, a la electrónica, a la óptica y a otras industrias de alta tecnología. La ciencia israelí es bien conocida por su desarrollada tecnología militar, por su agricultura científica y por su medicina de vanguardia.

Israel ocupa el tercer puesto en gasto en Investigación y Desarrollo, el octavo en preparación tecnológica (de acuerdo al gasto de sus compañías en I+D, la creatividad de su comunidad científica, el número de ordenadores personales y el índice de penetración de Internet), el undécimo en innovación, el decimosexto en exportaciones de alta tecnología y el decimoséptimo en logros tecnológicos en la lista Nation Master de países en el mundo por estándares económicos.

Le puede interesar: 79 niños cristianos son secuestrados por radicales islámicos




Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Tratamiento contra cáncer recibe nombre bíblico

Tookad es activado por el láser para destruir células tumorales

Publicado

en

EE.UU.- Una empresa farmacéutica aprobada por la Federal Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos comercializará un nuevo medicamento para combatir el cáncer.

Sus creadores, originarios de Israel, la bautizaron como “Tookad”, un término del Antiguo Testamento usado para describir el “fuego eterno” que quedaba en el Templo para quemar el sacrificio. Para los judíos, se trataba de un mandamiento: “El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará”, (Levítico 6.13).

El Tookad promete ser revolucionario en el tratamiento de cáncer de próstata. La sustancia fotosensible es derivada de la clorofila y activada por el láser. El agente absorbe la luz de ese láser y transfiere la energía a las moléculas de oxígeno. Esta técnica mínimamente invasiva ayuda en la destrucción de las células tumorales.

Una vez activada, la sustancia activa en el Tookad, la padeliporfina, estimula la producción de altos niveles de sustancias conocidas como radicales de oxígeno, que causan la destrucción de los vasos que suministran sangre al tumor, con la consiguiente muerte rápida de las células del cáncer.

Normalmente, los medicamentos se nombran de acuerdo con sus ingredientes activos, que en este caso sería “padeliporfina di-potasio”. Pero, curiosamente, la FDA aprobó el nombre bíblico del nuevo medicamento. La expectativa es que pronto esté disponible en todo el mundo.

El Tookad ya ha sido aprobado en México y en más de 30 países europeos, además de Israel. Parte de la tecnología utilizada en el tratamiento fue creada por el Instituto Weizmann, de Israel.

Le puede interesar: Sequía en Israel pone en riesgo “mar de Galilea”




Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas