Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

Una adolescente de 15 años, del barrio Juan Díaz de Solís, fue manoseada sus partes íntimas, pero evitó que la violaran dos desconocidos que bajo amenazas la obligaron a subir a un automóvil.

El hecho ocurrió el domingo por la noche, cuando regresaba a su domicilio luego de haber participado del culto en una iglesia evangélica ubicada en las inmediaciones al barrio en cuestión.

La denuncia fue radicada en la Comisaría Nº1 del Menor y la Mujer de la ciudad Capital, por los padres de la víctima.

Ellos expusieron que a las 23, cuando la adolescente de 15 años caminaba de regreso a su casa por Colón, al llegar a inmediaciones de Solís fue abordada por un vehículo con dos ocupantes, del que dijo desconocer mayores datos.

Explicó que vio descender del rodado a un hombre, en avanzado estado de ebriedad, el cual la obligó a subir. Una vez adentro, tanto el conductor del rodado, como el acompañante comenzaron a manosear sus partes íntimas, y para evitar ser abusada forcejeó con los sujetos hasta lograr bajar del automóvil.

Dijo a la Policía que comenzó a correr por avenida Colón con destino a su casa, hasta perderlos de vista. Cuando llegó al domicilio, la chica contó lo sucedido a sus padres, quienes de inmediato se trasladaron a la dependencia policial para radicar la denuncia correspondiente.