Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú (UNICEP), ante los hechos de violencia que vienen produciéndose en la ciudad de Bagua, manifestamos a las autoridades y la ciudadanía en general

1. Lamentamos estos hechos de violencia y la irrazonable pérdida de vidas. Consideramos que ese no es el camino para dar solución a las diferencias y los conflictos que hoy están presentes en el país. Todo tipo de violencia es condenable.

Los derechos humanos y la dignidad de la persona deben ser protegidos irrestrictamente por las leyes, y sobre todo por el Estado de Derecho.

2. Nos preocupa la violencia política que se está generando en el país, generada por la intolerancia y la intransigencia del gobierno para atender las demandas de la población, y en especial de los sectores más indefensos.

3. La iglesia siempre estará en favor de la vida por lo que condenamos los hechos de violencia suscitados el día de hoy y que ha ocasionado la pérdida de valiosas vidas de decenas de peruanos, tanto de las fuerzas del orden como de pobladores de la amazonía.

4. El sentido de justicia y el amor entre los hermanos que Dios nos enseñó, deben prevalecer sobre cualquier diferencia y debe ser el punto de partida de un compromiso real que el gobierno debe seguir para garantizar la paz y la reconciliación de todos los peruanos, respetando toda etnia, cultura, lengua y confesión.

5. Exhortamos a las autoridades a que se ponga fin a todo tipo de violencia contra los pueblos amazónicos, que se respete sus derechos y el de todos los peruanos; y, se cumpla con la constitución y la ley, para dar solución a este y cualquier otro problema nacional.

“Y el efecto de la justicia es paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre” (Isaías 32:17)

Agencia Orbita