15°C New York
04/16/2024
Blogs Sociedad

Ciudades del “viejo hombre” de las cuales se debe salir   

Dic 5, 2023
Spread the love

NOTICIACRISTIANA.COM – Las ciudades del viejo hombre, referenciadas en la Biblia, presentan patrones y características que marcaron la humanidad desde los tiempos antiguos. Enoc, Babel, Sodoma y Egipto, representan no solo lugares geográficos, sino también estados de la naturaleza humana que se apartan del diseño original de Dios. Estos aspectos del viejo hombre, a través de estas ciudades simbólicas, continúan influyendo en la humanidad actualmente.

El apóstol Amador Hernández, en la Conferencia a Pastores y Líderes de la red CCMI, analiza las Escrituras, particularmente los pasajes de Apocalipsis 14:4 y Génesis 4:16-17. La reflexión gira en torno a la idea de las ciudades del viejo hombre, que representan tendencias que afectan a la humanidad desde su creación. 

Hernández, inicia su análisis con Enoc, la primera ciudad edificada por Caín. En esta ciudad, se destaca la independencia del hombre respecto a Dios, la creación herramientas, y la adquisición de una naturaleza diferente a la originalmente diseñada por Dios a través del pecado.

Independencia

“El hombre comienza a vivir de manera independiente, adquiriendo una naturaleza diferente a la que Dios le otorgó originalmente. El acto de comer del árbol equivocado, trajo consigo una nueva naturaleza humana que ha influenciado las características del viejo hombre, hasta la actualidad”, destaca el apóstol. 

Agrega, que Enoc es el tipo de hombre natural, aquel que vive sin la presencia ni la vida de Dios. Esta civilización se corrompió y sus características malignas se extendieron por la Tierra, afectando a la humanidad.

Posteriormente, aborda Babel, donde el énfasis recae en la construcción de una torre y una ciudad, representando el deseo humano de buscar fama y gloria, y la tendencia a impresionar a Dios con obras humanas.

La tercera ciudad del hombre viejo es Sodoma, símbolo de la lascivia de la carne y las manifestaciones más explícitas de los pecados humanos, como la fornicación y la lujuria.

El apóstol continúa la reflexión mencionando la cuarta ciudad Egipto, que representa la sutil atracción del mundo, el amor al dinero y el materialismo. Todo esto sirve para ilustrar cómo el hombre, en su naturaleza caída, se aparta de la voluntad divina.

Edificación Divina

Además, resalta que Dios no reveló el diseño eterno de su edificación hasta que su pueblo fue sacado de estas ciudades del viejo hombre. En este sentido, destaca la importancia de entender que hay una sola edificación divina, un único diseño eterno, y que la revelación de este diseño solo se da cuando el hombre es liberado de las características y tendencias del viejo hombre.

“Para edificar para Dios, es necesario apartarse de estas ciudades del viejo hombre y buscar vivir bajo la única cabeza, que es Cristo. Debe haber una necesidad de entender que el diseño divino es eterno y que Dios no puede edificar sobre las características y tendencias que no se alinean con su propósito”, resalta Hernández.

El mensaje concluye instando a la negación del viejo hombre y la dependencia total de Dios para la edificación espiritual, y a no confundir el vivir por las obras de la carne con la verdadera edificación espiritual que solo puede darse bajo el diseño divino revelado en Cristo.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


Post Visitors:362

You cannot copy content of this page