Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 18 de Septiembre de 2018

Adolescente sobrevive 10 horas en el océano tras clamar a Dios

Blake Spataro, de 19 años, fue tirado por una corriente hacia el fondo del mar, pero sobrevivió de manera milagrosa.

  • Sociedad    
  • 18 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

GEORGIA, EE.UU.- Un adolescente que estaba de vacaciones en la isla de St. Simon, Georgia (EE.UU.), sobrevivió milagrosamente después de pasar casi 10 horas a solas en el océano después de ser capturado por una corriente de flujo y arrastrado al mar.

Blake Spataro, de 19 años, estaba en la parte rasa del mar el pasado martes (10) cuando fue repentinamente tirado hacia el Océano Atlántico. Él intentó gritar por ayuda, pero nadie lo oyó.

“No quería morir allí. “Me quedé conversando con Dios toda la noche”, dijo Blake a WJAX-TV. La madre del adolescente, Janice Spataro, dijo en las redes sociales que Blake “permaneció tranquilo y sabía que podría morir, entonces oró a Dios y entregó su vida a la voluntad de Dios”.

El adolescente pasó casi 10 horas en el mar mientras la Guardia Costera de Estados Unidos y su familia estaban juntos en una operación de búsqueda. Blake cuenta que cuando se cansaba, empezaba a flotar de espaldas. Cuando estaba a punto de desistir, vio las luces del barco de la Guardia Costera en las cercanías y tuvo fuerzas para nadar hasta la costa a pocos kilómetros de St.

Simon.

“Yo quería vivir. “Yo creía que era demasiado joven para morir y simplemente no quería terminar aquí”, dijo Blake. “Yo soy verdaderamente bendecido por estar vivo hoy”.

Janice no estaba en el viaje con el hijo, que estaba acompañado por su padre. Cuando recibió la noticia de la desaparición por teléfono, ella tuvo un “presentimiento” que él no se había perdido en Tierra.

“Yo sabía que estaba en el agua. Lo sentí”, dijo Janice a Fox News. “Yo oré a Dios toda la noche. Estaba orando y pedí oración en las redes sociales porque hay poder en la oración”.

Caso único

Jay Wiggins, director de la Agencia de Gestión de Emergencias de Glynn, observa que ya había tenido que dar muchas malas noticias en su trabajo, pero el miércoles logró hacer lo contrario.

“La oportunidad de hablar con el padre del joven e informar a nuestros socios de seguridad sobre el resultado positivo de esa situación cambió mi día”, dijo Wiggins en un post en Facebook.

Además de la deshidratación y el agotamiento, Blake no sufrió ninguna lesión. Justin Irwin, jefe de la Guardia Costera de Estados Unidos en Brunswick, visitó al chico en el hospital y se puso orgulloso.

“Estoy en la Guardia Costera hace 18 años y nunca he visto nada así”, dijo Irwin al WJAX. Blake todavía hizo un resumen de la experiencia: “Las peores vacaciones de todas, pero también la más emocionante de todas”.

[ Fuente: Fox News  ]