nav
Martes 14 de Agosto de 2018

Hechiceros mueren tras caerle “fuego del cielo” en sacrificio de niños

Los rituales que envuelven el sacrificio de niños han sido una práctica constante en el país

  • Sociedad    
  • 21 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

UGANDA, ÁFRICA.- En los últimos años, investigaciones han revelado que los rituales que involucra el sacrificio de niños en Uganda se han convertido en una práctica cada vez más frecuente. Para combatir este tipo de actividad se volvió en una de las misiones del proyecto Daniel , diseñadas por el pastor brasileño Joel Engel.

Un equipo de misioneros encabezados por Engel fue el año pasado a Uganda, acompañado de un reportaje de Guíame, para hablar sobre la realidad de sacrificios de niños en algunas tribus de la ciudad africana de Kasese, al oeste del país.

En la región que hoy cubre el Reino de Bahiira, cerca de la frontera entre Uganda y la República Democrática del Congo, los misioneros se enfrentaron a una verdadera batalla espiritual. “Cuando tomé la palabra, me di cuenta de que estábamos rodeados de hechiceros. Ellos estaban haciendo encantamiento contra nosotros. La sensación era que nosotros seríamos servidos en la cena [por los caníbales]”, dijo Engel a Guiame.

En la ocasión, el pastor confrontó la práctica realizada por los hechiceros y denunció la matanza de niños y adolescentes.

“Yo estaba indignado con eso. Si nosotros fuimos aquel lugar y no cambiamos nada, no alentaríamos a la gente”, destacó.

Engel reunió toda su fe para profetizar el fin de los sacrificios y de la caída del antiguo rey. “En ese ministerio que hicimos, lanzamos un decreto para que el rey matador de niños fuera retirado y que Dios colocara a alguien en su lugar. Dios me mostró que sus hijos serían reyes en aquel lugar”, contó.

Semanas después de la visita del equipo, el presidente de Uganda, Yoweri Museven, ordenó la detención del antiguo rey, liberando documentos para que el nuevo rey asumiera el gobierno.

Acción sobrenatural

Sin embargo, los antiguos rituales fueron retomados y provocaron en el pastor un sentimiento de indignación. Movido por el Espíritu Santo, Engel envió un mensaje a los hechiceros – que fue traducido a la lengua local – alertando que Dios quemaría con fuego de los cielos todo aquel que intentara sacrificar a los niños.

Inmediatamente, líderes de la Fuerza Global de Oración fueron convocados para iniciar una corriente de intercesión en favor de África. En la misma semana, trece personas involucradas en un ritual murieron quemadas.

Maneni (nombre ficticio por razones de seguridad), un pastor local, relató al equipo del Proyecto Daniel que en el momento del ritual “cayó fuego de los cielos” y los hechiceros murieron antes de que pudieran matar a tres niños, que no sufrieron ninguna lesión.

También dijo que el gobierno local se sorprendió de lo ocurrido y lo reconoció como un acto divino, pero quiere mantener la causa de las muertes en secreto para proteger la cultura de la región.

“El gobierno de Uganda aceptó lo que sucedió, pero ellos dijeron que tienen que proteger la cultura de su pueblo. “Ellos creen que la exhibición de tales cosas en la televisión y los medios sociales muestran la debilidad del gobierno”, dijo el pastor.

Mangeni también relató que las personas que murieron no eran ciudadanos comunes, sino autoridades locales que estaban directamente involucradas con rituales macabros de magia negra. Por eso, según el testigo, la policía local no quiere divulgar que el acontecimiento fue el resultado de una acción de Dios.

“Las personas que murieron no son personas comunes, pero eran personas importantes. La policía no puede dar un informe diciendo que murieron a causa del fuego del cielo, ellos dijeron que todavía están investigando”, contó el pastor.

Riesgos implicados

Otra persona que testificó sobre lo ocurrido fue Nakawa (nombre ficticio), que informó que un periodista de la región que cubrió el acontecimiento está desaparecido y una hechicera implicada en el ritual habría sobrevivido, pero que está hospitalizada con quemaduras muy graves.

“La gente está impactada con lo que ha sucedido, muchas no quieren hablar sobre el tema a causa de las amenazas. Este acontecimiento puede resultar en una guerra interna, pues todavía hay personas que defienden estos rituales”, dijo Nakawa.

Él todavía observó que el presidente de Uganda es cristiano y lucha contra los sacrificios humanos, pero la gente continúa haciendo los rituales secretamente. Estas personas están utilizando las leyes culturales para seguir practicando los rituales.

[Fuente: Guiame ]