Piper revela enseñanzas bíblicas incompatibles con la actualidad

EEUU Sociedad SOCIEDAD - EEUU

NOTICIACRISTIANA.COM.- El respetado teólogo y predicador John Piper recientemente detalló ocho maneras en las que afirma que el Antiguo Testamento no se aplica al cristianismo actual, aunque también aclara que las promesas de la Biblia hebrea son en gran medida aplicables a la Iglesia.

En un episodio reciente del podcast «Pregúntale al pastor John», una oyente llamada Maureen preguntó a Piper: «¿Qué versículos del Antiguo Testamento son relevantes para mí como cristiana en la actualidad?».

Piper respondió que, aunque creía que «todo el Antiguo Testamento es relevante para aquellos que están en Cristo Jesús», reconocía que existen «diferencias entre el pueblo de Dios del Antiguo Testamento respecto a la iglesia actual.

Diferencias

Piper enumeró ocho diferencias específicas, comenzando por la distinción de que Israel en el Antiguo Testamento era un «estado-nación político y terrenal», mientras que la Iglesia moderna es «un pueblo cuya ciudadanía está en el cielo y que son extranjeros y exiliados aquí, dispersos entre todas las naciones».

La segunda diferencia que Piper destacó fue que Israel operaba como «una teocracia para aplicar los castigos de Dios a aquellos que quebrantaban su ley, incluyendo la pena de muerte por idolatría y otros pecados».

Piper afirmó que la Iglesia no tiene una función como gobierno civil y no está autorizada para llevar a cabo los castigos de Dios. En su lugar, la excomunión a través de la disciplina eclesiástica reemplaza la ejecución a través de procedimientos judiciales.

Una tercera diferencia se refiere a que Israel era esencialmente una etnia, mientras que la Iglesia abarca a personas de todas las etnias. Piper señaló que las prácticas diseñadas para separar a Israel de las naciones circundantes se han eliminado como requisitos para el pueblo de Dios.

La cuarta diferencia que Piper destacó es que Israel tenía fronteras geográficas definidas y un centro religioso geográfico, mientras que la Iglesia del Nuevo Testamento no tiene fronteras geográficas ni centro religioso.

Otro punto de diferencia, según Piper, es que en el antiguo Israel, las personas nacían como parte de ese pueblo, mientras que en la Iglesia, las personas nacen de nuevo mediante el milagroso perdón de Dios a través de la fe y la escritura de su ley en sus corazones.

La diferencia número seis radica en que Israel no tenía una «gran comisión», es decir, un llamado a los miembros para evangelizar, a diferencia de los creyentes del Nuevo Testamento, que son llamados a compartir su fe.

Piper enfatizó que la religión en el Antiguo Testamento era principalmente una religión de «ven y ve», mientras que la religión en el Nuevo Testamento se centra en «ve y cuenta».

La séptima diferencia, según Piper, es que el antiguo Israel tenía un sistema de sacrificios, pero este sistema fue abolido cuando Jesús lo cumplió al convertirse en el sacrificio final y el sumo Sacerdote definitivo.

Como último punto de diferencia, Piper mencionó al Espíritu Santo, explicando que el pueblo de Dios en el Antiguo Testamento experimentó la obra del Espíritu de Dios, pero no lo conocieron como el Espíritu que mora en los creyentes, como el Espíritu de Cristo resucitado. En contraste, en la Iglesia actual, el Espíritu Santo actúa de manera distinta porque la Iglesia es considerada el cuerpo de Cristo resucitado.

A pesar de las diferencias clave, Piper añadió: “Podemos tomar cualquier texto del Antiguo Testamento y hacerlo nuestro, tratándolo como cumplido en Cristo, con los cambios necesarios que implican esos puntos”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.