Hospital Evangélico investigado por dos muertes en pocos días

“Los resultados preliminares de las autopsias de las pacientes no han evidenciado negligencia médica en ninguno de los dos casos”, afirman los responsables del centro de salud.

  • Cartas al Director    
  • 19 feb 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Generalitat de Cataluña ordenó el cierre de forma cautelar y «hasta nueva orden» de los quirófanos del Hospital Evangélico de Barcelona tras la muerte esta semana de dos pacientes, de 33 y 44 años, que se sometieron a sendas operaciones de cirugía estética.

La primera víctima falleció el lunes después de someterse a una operación de cirugía estética en los pechos y en la barriga, el viernes de la semana pasada. La paciente se llamaba Lina Andrea R.

G., tenía 33 años y residía en Castellón de la Plana. Según el informe de la autopsia, la mujer sufría de una enfermedad que agrava los riesgos asociados a cualquier intervención quirúrgica, y la causa de la muerte fue un tromboembolismo masivo.

La segunda mujer, que murió el jueves, tenía 44 años de edad, residía en Barcelona y había sido intervenida de una abdominoplastia (reducción de la grasa en el abdomen). Según explicó el director médico del hospital , Samuel Fabra, esta paciente falleció tras «caer fulminada» justo después de haber recibido el alta médica. Se da la circunstancias de que esta muerte ocurrió cuando la Consejería de Salud de la Generalitat estaba incoando un expediente informativo sobre el primer caso.

Este organismo informó a través de un comunicado que ha requerido al Hospital Evangélico de Barcelona que cese toda su actividad quirúrgica hasta que se esclarezcan las causas de ambas defunciones. Mientras, los inspectores del departamento están estudiando si los procedimientos quirúrgicos utilizados en el hospital son correctos y si «puede existir un vínculo común o una conexión entre los dos casos», ya que ambas pacientes fueron operadas en quirófanos diferentes y por equipos médicos distintos. El Hospital Evangélico de Barcelona descartó la presencia de «ningún tipo de negligencia o mala praxis médica» como causa de los dos episodios mortales. Según la dirección del hospital , «las primeras indagaciones efectuadas y las autopsias de las pacientes revelan que no existe una vinculación aparente entre ambos casos y no hay ningún tipo de negligencia o mala praxis médica».

Laverdad.es