nav
Martes 24 de Octubre de 2017

Réplica del arca de Noé principal atractivo del puerto de Rotterdam

Mide 70 metros de largo, 9 y medio de ancho y 13 de altura.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 12 sep 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El miércoles atracó en Rotterdam un Arca de cedro enorme, que contiene jirafas, elefantes, gorilas y leones… de tamaño real. Mide 70 metros de largo, 9 y medio de ancho y 13 de altura. Como imaginarán, ha acaparado la atención de los visitantes a la ciudad, porque no todos los días se ve algo similar anclado en un puerto con tanto movimiento de grandes barcos cargueros que llegan con mercancías de todo el mundo.

Johan Huibers, un contratista holandés de 48 años construyó esta réplica del Arca de Noé, con la ayuda de su esposa, quién la diseñó, de su hijo de 18 años y de algunos amigos.

La historia comenzó en febrero de 1992, en que Huibers soñó que Holanda se inundaba. Al día siguiente, encontró un libro sobre el Arca de Noé en una librería y desde entonces empezó a planear la construcción. Finalmente, en mayo de 2005 puso manos a la obra y la terminó en mayo de este año. El Arca le costó un millón de euros. Se botó en Schagen, a 45 kilómetros al norte de Amsterdam, y ahora se encuentra anclada en el puerto de Rotterdam.

Este hombre y su familia creen que después de visitar el Arca, los niños comprenderán mejor la historia de Noé.

A pesar de que según la Biblia el navío original debió medir tres veces más que éste, quien quiera recorrerla le tendrá que dedicar alrededor de una hora y media a la visita.

Para tranquilidad de todos, los constructores están convencidos de que no corremos el riesgo de enfrentarnos a un nuevo diluvio universal porque sigue apareciendo en el cielo el arco iris, la señal del pacto que hizo Dios con el hombre.

¿Y ahora qué? La intención de Huibers es recorrer toda Holanda con esta Arca, a través de sus ríos y sus canales, transmitiendo su mensaje de que es necesario conocer mejor la Biblia y la religión. Dentro de sus planes está construir otra mucho más grande, de 210 metros de largo, para recorrer toda Europa.

Adicionalmente, Rotterdam está de fiesta porque se celebra el 75 aniversario del puerto internacional con conciertos, carrera de yates, y muchas otras actividades. El lema de este año es: “Trabajo de clase mundial”, por lo que muchas empresas abrirán sus puertas para que sobre todo los jóvenes puedan visitarlas, saber a qué se dedican, y así generar el interés por trabajar en el puerto.

Fuente: Oem.com.mx