nav
Martes 19 de Septiembre de 2017

Con el último éxito en videojuegos “Halo 3” iglesias norteamericanas intentan captar fieles

En medio de consolas, joysticks y estímulos visuales, los pastores aprovechan para impartir algunas lecciones cristianas.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 17 oct 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Halo 3 es uno de los últimos éxitos en video juegos de todo el mundo. De sus dos primeras versiones ya se vendieron más de 15 millones de copias, sin contar las que circulan por mercado ilegal. Tal es el éxito, e hipnosis, que produjo este fruto de Microsoft, que algunos ya lo consideran “el juego más popular de todos los tiempos”.

Ahora, de acuerdo a un artículo publicado por el prestigioso diario “The New York Times”, el magnetismo de este juego que ya facturó más de 300 millones de dólares es aprovechado por comunidades pastorales y centros juveniles protestantes que organizan “Noches de Halo” para captar feligreses.

Así, en el medio de consolas, joysticks y estímulos visuales, los pastores aprovechan para impartir algunas lecciones, si más no sea de apuro, a los obnubilados fieles aún cegados por la intermitencia de luces y colores.

“Van a la iglesia por los juegos, pero luego se quedan a escuchar el mensaje cristiano”, declaró el pastores Gregg Barbour respecto a esta modalidad carnada que parece estar dando resultado.

Otro de esos lugares es el sótano de la Iglesia de la Comunidad de Colorado, en Denver, donde Tim Foster y Chris Granham, dos jóvenes de doce y catorce años, explicaron lo atractivo de ir a jugar a la casa de Dios.

“Es divertido matar gente”.

A esto se suma, “el sesgo apocalíptico y religioso de la trama”, como señaló el diario norteamericano, que realizó un trabajo sobre la influencia tecnológica para reclutar jóvenes en las iglesias.

“Si se quiere atraer a los adolescentes varones a la iglesia, una solución sería ofrecerles películas pornográficas y alcohol gratis”; ironizó James Tonkowich, presidente del Instituto de Religión y Democracia.