nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Posesión demoníaca de cuatro estudiantes causa pánico en una escuela

Según el diario del Huil, el hecho ocurrió cuando uno de los jóvenes se desmayó, luego una segunda estudiante, siguió el tercero y la última. Al volver en sí, eran personas totalmente diferentes.

  • Educación Pública    
  • 27 may 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

La posesión demoníaca de cuatro estudiantes de los grados Noveno y Once en un colegio de la vereda Salem en el municipio de Isnos, causó pánico en dicho centro educativo y en la población.

Según el diario del Huil, el hecho ocurrió cuando uno de los jóvenes se desmayó, luego una segunda estudiante, siguió el tercero y la última. Al volver en sí, eran personas totalmente diferentes: violentas, hacían gestos y daban voces que indicaban que estaban endemoniados.

Tras la actuación inexplicable de los estudiantes, inmediatamente llegaron pastores evangélicos quienes comenzaron a exorcizar a los estudiantes, sin embargo no faltaron las personas curiosas en el lugar.

Durante la liberación las dos adolescentes exigían que las soltaran, las dejaran en paz. Mientras tanto, en el otro salón, los dos jóvenes trataban de ser controlados por ocho personas porque tal parecía que tenían una fuerza sobrehumana.

Debido a la presencia de personas curiosas estos fueron ungidos con aceite bendecido, para evitar que al salirse los espíritus de los cuerpos de los jóvenes, poseyeran a los presentes.

De los cuatro jóvenes poseídos, uno de ellos fue más difícil que fuera liberado.

“Actuaba de forma violenta, lo encerraron mientras liberaban a los otros tres; en pocos minutos acabó con los vidrios de las ventanas, tiraba con furia los pupitres y asientos al piso, salió corriendo y chocó con la puerta del colegio originándose un herida en su cabeza”, dijo el señor Álvaro Gómez Pasajes.

Según los testimonios, a este joven, por momentos, su rostro se le desfiguraba, parecía el de un animal, blanqueaba sus ojos, sacaba su lengua más de lo normal, “eran unos gestos muy horribles los que hacía ese muchacho”. “Con una voz grave, que generó mucho miedo entre los presentes, dijo que era Satanás y que se los iba a llevar a todos”, dijo Gómez.

Para lograr la liberación de los cuatro jóvenes, los pastores e integrantes de la nueva evangelización hicieron uso de todas las herramientas que tenían a su mano: agua bendita, les colocaron camándulas (Rosario de uno o tres dieces), rezaron el rosario, les dieron a consumir aceite y sal exorcizados, les ordenaron en el nombre de Jesucristo que salieran fuera de esos cuerpos. Inclusive solicitaron la ayuda de un sacerdote experto en exorcismos, procedente de la Diócesis de Garzón, pero nunca llegó.

La liberación de estos jóvenes duró aproximadamente unas tres horas. Y según el diario no solo pastores sino católicos participaron en el exorcismo.

Juegos diabólicos

Don Álvaro Gómez, dijo que es la primera vez que a su hijo le ocurre este tipo de fenómenos. “El otro joven, a quien le diera más fuerte esta posesión demoníaca, llevaría dos años jugando con la ouija abriendo una “ventana” para que espíritus malignos lo atormenten”.

Por su parte, los directivos de la institución educativa hicieron un llamado a los padres de familia para que estuvieran pendientes de sus hijos y les enseñen valores éticos, morales y espirituales.

Fuente: El diario del Huil