Publican una Biblia adulterada con imágenes de genocidios, violencia, comedia y pornografía

La Biblia es una reproducción textual del Antiguo Testamento, con tapas negras y título dorado, en la que han insertado imágenes violentas, de destrucción y muerte.

  • Libros    
  • 18 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Sagrada Biblia”, es el último proyecto de los artistas Adam Broomberg y Oliver Chanarin, quienes “adaptaron” el texto sagrado a los “nuevos sistemas de gobierno”, pero con imágenes de genocidios, violencia, comedia y pornografía.

La Biblia es una reproducción textual del Antiguo Testamento, con tapas negras y título dorado, en la que han insertado imágenes violentas, de destrucción y muerte.

Los creadores, que acaban de ganar el prestigioso premio Deutsche Börse, eligieron la Biblia porque según ellos es un libro ligado al poder, la catástrofe y el castigo.

El texto canónico del judaísmo y el cristianismo ha sido intervenido por esta pareja establecidos en Londres.

Holy Bible (Sagrada Biblia), publicado por MACK Books, una editorial independiente londinense, va a levantar ampollas. El libro quiere “reactivar” la obra sagrada con la inserción de iconografía actual enraizada en el tono de un libro que siempre según ellos ha estado ligado al poder, la catástrofe y la noción judeocristiana del premio y el castigo.

Violenta y enlazada con el presente

Broomberg (Sudáfrica, 1970) y Chanarin (Reino Unido, 1971) han elegido la versión del rey Jacobo (King James) —la más difundida y utilizada en Inglaterra desde su edición inicial, en 1611— y la han mimetizado con la intención de convertirla en una Biblia violenta y enlazada con el presente.

De las 768 páginas del libro, que se vende por 60 euros, más de 600 están ocupadas en parte por fotos que tienen relación con el texto, chocan con él y le otorgan nuevas lecturas.

El filósofo israelí Adi Ophir (1951) —autor del libro The Order of Evil, donde compara el belicismo de su país contra Palestina con el Holocausto nazi— firma el epílogo Violencia Divina, donde establece un paralelismo entre el Yavhé bíblico (“desde el comienzo, casi cada una de sus apariciones es catastrófica, porque la catástrofe es su modelo de operaciones y su principal instrumento de gobierno”) y la forma de actuar de los estados modernos, “un aparato múltiple que controla todo lo que contiene y contiene todo lo que puede controlar”.

“El perro vuelve a su vómito”

La Holy Bible de Broomberg y Chanarin, inspirada en las anotaciones que el dramaturgo Bertolt Brecht añadía de puño y letra a su copia de la Biblia, se sirve de fotografías del Archive of Modern Conflict (Archivo de los Conflictos Modernos), una colección privada de fotos anónimas con sede en Londres, para buscar una visualización contemporánea de los textos. Con un versículo del Libro de Samuel, “¿acaso me faltan locos, para que hayáis traído a éste que hiciese de loco delante de mí? ¿Había de entrar éste en mi casa?”, añaden una imagen de una viuda negra chechena; con otro del segundo Libro de Pedro, “el perro vuelve a su vómito”, insertan fotos de entrenamiento de los pastores alemanes utilizados por los nazis en los campos de concentración.

Los artistas esperan que los lectores conecten el análisis del dios bíblico vengativo y beligerante con el papel que ha jugado la fotografía como testigo de los escenarios del dolor. “Desde su creación, la cámara fotográfica, se ha utilizado no sólo para grabar, sino también para participar en eventos catastróficos”, dice Chanarin.

La Biblia, añade Broomerg, “podría ser considerada un texto altamente ofensivo y provocador. Todo lo que estamos haciendo es equiparar lo violento del proyecto bíblico con la violencia en la fotografía”. Los artistas esperan también que su intervención ayude a aumentar los lectores del libro sagrado: “No hemos visto mucha gente leyéndolo últimamente”.

Fuente: Veinte Minutos