nav
Lunes 16 de Octubre de 2017

Cómo invitar a una persona a visitar su Iglesia

Muchos pastores cada fin de semana le dicen a los miembros de sus congregaciones que “compartan a Jesús con el perdido”. Sin embargo, estoy convencido de que la mayoría de las veces, ¡la gente no sabe cómo compartir a Jesús con el perdido!

  • Iglesia    
  • 11 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Uno de los errores que creo que los pastores cometen tanto como cualquier otro, es que le dicen a la gente lo que deben hacer los fines de semana sin mostrarles cómo hacerlo. Por ejemplo, muchos pastores cada fin de semana le dicen a los miembros de sus congregaciones que “compartan a Jesús con el perdido”. Sin embargo, estoy convencido de que la mayoría de las veces, ¡la gente no sabe cómo compartir a Jesús con el perdido!

Como pastores, tenemos que hacer un mejor trabajo, no sólo decirle a la gente qué hacer, sino mostrarles cómo hacerlo.

En honor a esta verdad, he querido compartir las 10 maneras de invitar a alguien a la iglesia sin ser vapuleado:

1. Enviar a un compañero de trabajo un mensaje de invitación, es decir un link del sitio web de su iglesia y también con una nota que diga: “Sólo pensé que podrías conectarte con nuestra iglesia, puesto que este fin de semana va a estar hablando acerca de…”.

2. Enviar un enlace de uno de los sermones en línea de su iglesia con una nota que diga: “Cuando me enteré de este mensaje, pensé en lo que te ha estado pasando…”.

3. Haga una guía de los títulos de la serie de mensajes y envíale a alguien conocido que desea invitar y dígale: “Cuando escuché el título de este mensaje, pensé en ti”.

Bien puede enviarle la lista de los títulos de los mensajes y que los puede encontrar en el sitio de la iglesia o puede grabarlos en un CD y enviárselos para que los escuche.

4. Haga una barbacoa e invitar a algunos compañeros de trabajo o amigos a comer. Aquí está una buena oportunidad para compartir en un momento ameno, las buenas nuevas de salvación o simplemente invítelos a la iglesia.

5. Invitar a alguien a almorzar el domingo (o la cena del sábado) y luego dicen: “Oye, ¿Estarían interesados en reunirnos en nuestra iglesia y luego ir a comer? Es posible que algunos digan no o digan sí, pero la idea es compartir el mensaje de salvación.

6. Piense en alguien que tuvo un año difícil el año pasado, haga una llamada por teléfono y simplemente dígale: “Cuando yo estaba escuchando a mi pastor y el mensaje de la semana pasada, pensé en ti y oramos por ti (eso que sea de verdad no de mentira), allí aproveche para escuchar a la persona e invítela a la casa de Dios”.

7. Invitar al hijo de un amigo de la familia a pasar la noche con sus hijos un sábado y luego pida permiso a la familia para llevar a esa joven a la iglesia con usted y luego vaya a dejarlo a su casa. Este niño, luego podría ser uno de los mayores anunciantes de Jesús en su hogar.

8. Simplemente diga: “Oye, hombre, ¿qué tengo que hacer para convencerte que Dios te ha dado una oportunidad más y en la iglesia esta oportunidad?”.
9. Simplemente diga: “Oye, ¿Asistes a alguna iglesia? ¿Por qué no vienes a pasar el rato conmigo este fin de semana en nuestra iglesia?”.

10. Di: “No vas a creer lo que mi iglesia va a estar haciendo este próximo fin de semana…”.
Estos consejos son sencillos pero tienen mayor resultado cuando usted los hace su hábito diario, ya que muchos creyentes no comparten las buenas nuevas de salvación cuando tienen la oportunidad, pero ahora que saben cómo a través de esta artículo simple, esperamos que se animen a hacerlo.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Shawn Love Joy