nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Niño es encadenado dentro de una iglesia por estar “poseído”

Dany está encadenado de la cintura. Su madre lo cuida las 24 horas del día y le proporciona sus alimentos. La familia del menor cree que está poseído y que con las oraciones de la Iglesia Evangélica Misionera Pentecostés Peña Horeb, podría mejorar.

  • Iglesia    
  • 27 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

PERÚ, TARAPOTO.- Un niño de doce años de edad vive encadenado en el interior de un templo evangélico de Tarapoto, región de San Martín. Su madre manifiesta que, desde hace dos años, su hijo sufre alteraciones y no puede ser controlado ni por cuatro personas.

Dany está encadenado de la cintura. Su madre lo cuida las 24 horas del día y le proporciona sus alimentos. La familia del menor cree que está poseído y que con las oraciones de la Iglesia Evangélica Misionera Pentecostés Peña Horeb, podría mejorar.

“Me duele en el alma ver a mi hijo encadenado como si fuera un animal. Durante dos años lo llevé a varios establecimientos de Salud y nunca dieron con el mal, es por ello que acudí a esta iglesia”, dijo Deisith Tapullima Sangama, madre del menor.

El menor permanece sentado en un colchón, con la cabeza inclinada hacia abajo. Por momentos, pide que lo suelten y se muestra desesperado. Su estado de ánimo se ha visto afectado.

El caso provocó generosidad

El caso del niño encadenado, generó preocupación y la solidaridad de la población, una pareja de empresarios visitó el lugar para indagar sobre la salud del menor y a la vez entregarles alimentos.

Los empresarios Fredy Armas y Cecilia Sandoval, quienes se conmovieron con el caso del niño Dany, así que le regalaron colchones y alimentos a Rosa Panduro Saurin, responsable de la iglesia evangélica, quien agradeció el noble gesto de los esposos, que además donaron dinero a la madre del niño, para que compre vitaminas, ya que Dany necesita alimentación para recuperarse.

A pesar que un sector de la población cuestiona este tipo de práctica de tener encadenado al niño, su madre, manifiesta que su hijo se viene restableciendo con las oraciones que le brindan en esta iglesia y desde hace cinco días comenzó a comer y a conversar con ellos, sin embargo temen que si lo sueltan vuelva a escaparse por varios días, tal como ocurrió anteriormente.

“Las personas que están delicadas de salud, les invitamos a que nos visiten, solo les prometemos darles mucha oración para que se recuperen y no tiene costo alguno, la labor de Dios no puede ser comercializada”, indicó la pastora Rosa Panduro Saurin.

Trasladado a un hospital

Recientemente representantes del Ministerio Público en acción conjunta con agentes de la Policía Nacional, intervinieron en la iglesia evangélica para llevarse al niño a un centro médico. El fiscal de distrito de La Banda de Shilcayo, Luis Alberto Llerena García, dispuso el traslado de Dany al hospital de Tarapoto, donde permanece en observaciones.

El psiquiatra Paul Rodríguez Suarez, fue el encargado de examinar al menor, al ser entrevistado señaló que el niño llegó encadenado al hospital y en todo momento su madre manifestó que era víctima del demonio, versión desmentida por el médico, quien diagnosticó que el pequeño padece de embotamiento afectivo propio de cuadros psicóticos.

“Dany tiene todos los síntomas de un paciente esquizofrénico, vamos a ver de qué manera evoluciona con los medicamentos que le estamos suministrando, si reacciona favorablemente es posible que el tratamiento lo reciba en su domicilio y pronto sea dado de alta, porque acá no tenemos un pabellón psiquiátrico” indicó Suarez.

El tratamiento médico será cubierto en su totalidad por el Sistema Integral de Salud. La Defensoría del Pueblo también mostró interés por el estado de salud de Dany, un comisionado visitó el hospital para ver de qué manera sería atendido el niño y a la vez estar pendiente que el tratamiento sea asumido por el Estado. En toda la región de San Martín solo existe un médico psiquiatra para atender a más de 800 mil habitantes.

Fuente: Diario Voces