nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Cristianos convencen a madres para que abandonen el aborto

Las mujeres que se acercan al proyecto son acompañadas y reciben oraciones, además de la ministración de la Palabra de Dios antes y después de la gestación.

  • Iglesia    
  • 19 jul 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BELO HORIZONTE, BRASIL.- Muchas personas se preguntan si el aborto debe ser evitado incluso cuando la mujer es violada o de alguna manera tiene un embarazo no deseado. De hecho, hay una lucha para que el bebé sobreviva, a pesar de los conflictos y desafíos de la mamá. Pero si ella no tiene apoyo, ya sea de la familia o de la iglesia, puede acabar quitándole la vida a aquel pequeño ser dentro de ella. Pensando en ello, se creó un grupo de ayuda a esas mujeres que están en un momento tan conflictivo.

El ministerio Apoyo a las mujeres en un Embarazo no Deseado (AMGI), coordinado por Katilene Silva, ha ayudado a las mujeres que pasan por este desafío. “Cuando las madres llegan al AMGI, ellas están rechazando a sus hijos que están en el vientre. Durante toda la gestación, acompañamos a estas mujeres orando y ministrando la Palabra de Dios sobre sus vidas, enseñando la importancia de consagrar a los hijos al Señor y de criarlos en su camino”, dijo Katilene.

El 6 de junio, durante la Escuela de Intercesión, con la pastora Ezenete Rodrigues, de la Iglesia Bautista de la Lagoinha, se realizó la consagración a Dios de 12 niños de madres acompañadas por el ministerio Apoyo a las mujeres en un Embarazo no Deseado.

“Nuestro objetivo con la consagración es decir que estos niños pertenecen al Señor. Cuando consagramos a nuestro hijo a Dios, afirmamos, liberamos, oficializamos, concretamos y profetizamos que el Señor tiene toda libertad sobre él para usarlo como desee”, puntualizó Katilene.

Consagración

El evento tuvo lugar en la sede de Lagoinha, en Belo Horizonte (MG) y fue un momento de mucha emoción, donde mujeres que actúan como consejeras del AMGI, entre psicólogas y enfermeras, estaban presentes. La pastora Ezenete, presidente responsable del proyecto, se mostró con mucha alegría al imponer sus manos sobre cada niño. Ella profetizó que cada bebé estaba siendo consagrado al Señor como futuros presidentes, pastores, apóstoles y maestros para el honor y la gloria de Dios.

El ministerio de Apoyo a las mujeres en un Embarazo no Deseado (AMGI),  realiza la atención de gestantes, donde se acompañan antes y después del nacimiento del niño. Otras mamás y bebés ya recibieron una nueva oportunidad de vida, tratando de problemas físicos y psicológicos.

A través de consejos con psicólogas, consejeras y enfermeras, el AMGI orienta a las madres, incluso en situaciones difíciles, a no abortar a sus hijos. Se celebran varias actividades durante el año, como el “Té de la Unidad”, la “Fiesta de Primavera”, el “Día de las Madres”, la “Fiesta de Navidad”, entrenamientos y cursos para el cuidado del bebé, familia, entre otros eventos.

Con información de LAGOINHA