nav
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Israel asegura un siglo de autosuficiencia energética

El yacimiento de gas natural llamado El Leviatán, según los expertos, tiene unos 450.000 millones de metros cúbicos de gas y es posible que también contenga petróleo bajo la bolsa de gas, a unos 1.700 metros de profundidad.

  • Israel    
  • 22 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Con su último hallazgo, el Leviatán, la mayor reserva marítima de gas encontrada en el mundo en la última década, Israel tiene asegurado un siglo de autosuficiencia energética según el experto Yacob Gilboa.

El Leviatán, a unos 130 kilómetros de la ciudad de Haifa (en el noroeste del país), podría empezar a producir gas dentro de unos cinco años, explicó en un encuentro con periodistas, Gilboa, profesor de geología en la Universidad Hebrea de Jerusalén y miembro del equipo de Avner Oil&Gas, una de las empresas involucradas en el descubrimiento.

Las concesionarias de la explotación, la estadounidense Nobel y las israelíes Avner y Perforaciones Delek, aseguran que el campo tiene unos 450.000 millones de metros cúbicos de gas y que, además, podría esconder petróleo bajo la bolsa de gas, a unos 1.700 metros de profundidad.

Sumado a los 225.000 millones de metros cúbicos de gas del cercano yacimiento de Tamar, que empezará a producir el próximo 2013, el nuevo yacimiento garantiza la autosuficiencia energética para los próximos cien años a Israel, que podría incluso convertirse en exportador de gas.

Gilboa, explica que, teniendo en cuenta la cantidad de petróleo y gas que hay en otros países de Oriente Próximo y el Golfo Pérsico, es de esperar que haya más yacimientos en Israel.

No obstante, la nueva legislación que planea el Gobierno de Israel, que aumentará los impuestos sobre los beneficios de las petroleras de un 12,5 a un 16 por ciento y que fue aprobada recientemente por el Comité Ministerial de Legislación, podría limitar el desarrollo y búsqueda de nuevos campos, dañando la capacidad de autosuficiencia energética israelí, explica Yacob Gilboa a la agencia EFE.

“Hasta ahora más del 40 por ciento de los ingresos de las petroleras se pagaban al Gobierno en impuestos, pero con este cambio podrán superar el 60 por ciento”, agrega. Esta medida, advierte, “puede desanimar a las empresas que buscan petróleo y gas” que a partir de ahora “se pensarán dos veces” si trabajar en el país, advierte el experto energético.

“Hay que tener en cuenta que en Israel se han perforado más de 450 pozos secos y que el Gobierno no devuelve nada de esa inversión”, apunta Gilboa y añade que “alguien tiene que pagar las actividades petrolíferas y no va a ser el Estado de Israel quien lo haga”.

También hay que tener presente otro escenario sensible, dice Gilboa, “ya es bastante difícil conseguir que la tecnología y las empresas vengan aquí a Israel, ninguna de las transnacionales lo hace para no arriesgar los intereses que tienen en los países árabes” que podrían rechazarlas, con todo y que ya hacen presencia en Israel, pero a menor escala.