Ted Haggard: “Suicidios de tres pastores en EEUU refleja la cultura farisaica de los evangélicos”

Muchos saben que han caído en “pecados obvios” admite, Haggard “pero no he mencionado los orgullosos, los envidiosos, glotones, los enojados, codiciosos y escrutadores en el cuerpo de Cristo que han caído por igual, pero sus pecados son aceptables en nuestra cultura por lo que no se dan cuenta de su pecado…”, Ted Haggard.

  • Pastor    
  • 17 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pastor Ted Haggard, compartió su propia experiencia después que estuvo involucrado en un caso de escándalo sexual en el pasado, según él aparente suicidio del pastor Isaac Hunter y otros pastores evangélicos en los últimos meses, refleja la cultura farisaica de los evangélicos.

“Algunos investigadores han informado de que la tasa de suicidios entre los evangélicos es el misma que el de la comunidad no cristiana. Qué triste”, dijo Haggard, quien fue noticia nacional por un escándalo sexual que involucró a un prostituto en el 2006.

Esta fue la reacción de Haggard en su blog, días después que Hunter, fundador y ex pastor de la Iglesia Summit en Orlando, Florida, murió de un aparente suicidio.

El padre de Hunter, Joel C. Hunter, pastor principal de la Iglesia Northland con unos 15.000 miembros en la Florida y miembro del Consejo Asesor del presidente Barack Obama sobre Asociaciones Religiosas y Vecinales, “es un maravilloso creyente sincero con un ministerio admirable. Y también lo es el pastor Rick Warren de la Iglesia Saddleback en California, cuyo hijo menor, Matthew Warren, se suicidó después de sufrir de una enfermedad mental durante años, dice Haggard.

Isaac Hunter, estaba “en medio de un divorcio con un torbellino de acusaciones que terminó renunciando a la iglesia que él fundó”, señala Haggard, ex presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos. “Él se dio su mejor tiro porque su corazón estaba roto”.

Darling Murray, un coordinador de la iglesia, envió un correo electrónico a los miembros de Summit diciendo: “Nos enteramos hoy que Isaac se quitó la vida”. Hunter dejó una esposa, llamada Rhonda, y tres hijos. Con 36 años de edad, su muerte fue súbita, se produjo un año después de que renunció a la Iglesia Summit, después de admitir un romance con un antiguo miembro del personal de la iglesia.

Hace dos semanas, Ed Montgomery, pastor de la Iglesia Asamblea Internacional del Evangelio Completo en Hazel Crest, Illinois, se pegó un tiro en la cabeza tras la muerte de su esposa que murió repentinamente. Y el mes pasado, el pastor Teddy Parker Jr., de Iglesia Bautista Bibb Mount Zion, Georgia en Macon, Georgia, se suicidó después que se descubrió de su lucha contra la depresión maníaca.

Es natural que, “cuando la santidad de Dios se infunde en nuestra humanidad, nos preparare para algún grado de lucha”, dice Haggard, fundador y pastor de la Iglesia Nueva Vida en Colorado Springs, Colorado.

“Yo estuve tan avergonzado en el 2006 cuando ocurrió mi escándalo”, admite. “El equipo terapéutico insistió en que no tuve un problema espiritual o un problema con la capacidad cognitiva, con rangos normales pasé todas mis pruebas de salud mental (MMPI, etc.) sin embargo, tuve un problema fisiológico de raíz, debido a un trauma en mi infancia, y como resultado, la terapia de resolución de trauma era necesaria… Contrario a los reportes populares, mi tema central no era la orientación sexual, pero sino el trauma”.

Haggard, dice que cuando explica esto a la mayoría de los líderes evangélicos, “sus ojos se ponen vidriosos”.

“Ellos simplemente no tienen ni idea de la complejidad de todo. Es mucho más conveniente creer que cada pensamiento, palabra y acción es un reflejo de nuestro carácter, nuestra espiritualidad y nuestro núcleo. Ellos piensan que la Tierra es plana. Todo está bien y si la gente es cristiana y sincera, entonces ellos son buenos y su comportamiento debe ajustarse”.

Haggard, continúa diciendo que su pecado no le hizo suicida, pero la reacción de la iglesia generalizada me hizo.

Muchos saben que han caído en “pecados obvios” admite, Haggard “pero no he mencionado los orgullosos, los envidiosos, glotones, los enojados, codiciosos y escrutadores en el cuerpo de Cristo que han caído por igual, pero sus pecados son aceptables en nuestra cultura por lo que no se dan cuenta de su pecado o la necesidad de arrepentimiento”. Y añade:.. “Están demasiado ocupados con los pecados de otros a menudo que en realidad no se dan cuenta que están como los fariseos y los judaizantes. Debido a su posición contra el pecado, no nos enseñan la solución del Nuevo Testamento para atacar el problema del pecado de la humanidad. Sino que han convertido el Nuevo Testamento en la Torá y están con ella en sus manos, esa ley también estimula el pecado”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post