nav
Sábado 09 de Diciembre de 2017

Arrestada máxima jefa de la Iglesia protestante alemana por conducir ebria

La máxima jefa de iglesia evangélica luterana es la primera mujer que se imputa el delito de conducir con una gran cantidad de alcohol en la sangre. Ahora, Kaessmann corre el riesgo de perder su permiso de conducir por un año y a una multa equivalente a un mes de sueldo.

  • Ministros    
  • 24 feb 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

La máxima jefa de la Iglesia protestante alemana, Margot Kaessmann, fue arrestada por conducir ebria un sábado por la noche en Hanover (centro de Alemania), con una cantidad de alcohol en su sangre cinco veces superior al límite tolerado.

“Estoy estupefacta de haber cometido un error tan grave. Sé hasta qué punto es peligroso e irresponsable el alcohol al volante, asumiré las consecuencias”, declaró la obispo a través de un portavoz suyo.

Después de haber fallado la prueba de alcoholemia, la obispo, de 51 años, fue llevada a la comisaría para una toma de sangre, según el diario popular Bild-Zeitung, que reveló el embarazoso incidente después que Kaessmann fuera arrestada por ebria al volante y por saltarse un semáforo en rojo.

La máxima jefa de iglesia evangélica luterana, es la primera mujer (además divorciada) en ocupar ese cargo. Ahora, Kaessmann corre el riesgo de ser condenada a perder su permiso de conducir por un año y una multa equivalente a un mes de sueldo.

Kaessmann, es una evangélica muy popular en Alemania. Cuando fue nombrada, en 1999, se convirtió en la obispo más joven de Alemania. En 2007 provocó un escándalo al convertirse en la primera en pedir el divorcio.

Fue elegida para dirigir la Iglesia evangélica luterana en octubre de 2009 por seis años. El diario Frankfurter Allgemeine la describió como “una mezcla de madre Teresa y Demi Moore”.