nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Dirigentes evangélicos y católicos piden que EEUU prohíba la tortura

Entre los dirigentes evangelicos estaba el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos, Ted Haggard.

  • Sociedad    
  • 14 jun 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Veintisiete dirigentes evangélicos y católicos piden que EEUU prohíba la tortura, entre ellos el presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos, Ted Haggard; el premio Nobel de Literatura Elie Wiesel, el primado de la Archidiócesis Ortodoxa Griega de EEUU, Demetrios, el cardenal-arzobispo de Washington, Theodore McCarrick y el ex presidente Jimmy Carter, instaron ayer al gobierno de los Estados Unidos a que prohíba la tortura “ ahora y sin excepciones ” .

”La tortura es un asunto de moral, la tortura viola la dignidad básica de la persona humana y contradice los valores más apreciados de nuestra nación”, dice el anuncio. “En la crisis por los abusos y las torturas está en juego nada menos que el alma de nuestra nación”, añadió el aviso de los dirigentes religiosos que han puesto en marcha una Campaña Nacional Religiosa contra la Tortura.

El mes pasado Amnistía Internacional afirmó que EE.UU ha creado ‘un clima de tortura’ en su tratamiento de supuestos terroristas capturados en diferentes partes del mundo, y ‘también en las prisiones dentro de EE.UU porque no ha dado pasos eficaces para impedir la tortura o castigar a quienes la cometen’.

“Ya no es un secreto a esta altura que la tortura y los malos tratos han continuado no sólo en Irak sino también en Afganistán, en (la base naval estadounidense de) Guantánamo, y en centros de detención secretos en otras partes del mundo”, dijo Sharon Critoph, una portavoz de Amnistia Internacional. “¿Qué significado tiene si se condena la tortura, de palabra, pero se la permite de hecho?”, agregó.

Por su parte declaración señaló que “los medios de comunicación y las agencias de gobierno han documentado que ha habido abusos, incluida la tortura y el tratamiento degradante, de detenidos de EE.UU en Irak, Guantánamo y Afganistán”.

“Si bien el combate contra los terroristas sigue siendo una prioridad para el Congreso y el Gobierno, estos casos de abusos y torturas socavan ese esfuerzo y son una afrenta para la dignidad human”’, añadió la declaración.

Agencia Orbita