nav
Domingo 22 de Octubre de 2017

Empresas y municipios británicos prohíben los adornos navideños por no ofender a otras religiones

En muchas ciudades, como la multicultural Londres, trabajan personas de diversas religiones y creen que, sobre todo los musulmanes, pueden percibir las fiestas en las oficinas como ofensivas.

  • Sociedad    
  • 13 dic 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Numerosos empresarios y ayuntamientos de Gran Bretaña consideran que las fiestas de Navidad tradicionales ya no son políticamente correctas. En muchas ciudades, como la multicultural Londres, trabajan personas de diversas religiones y creen que, sobre todo los musulmanes, pueden percibir las fiestas en las oficinas como ofensivas.

Por miedo a tensiones, o incluso a demandas, este año parece ser que habrá menos festejos navideños. De 5.

000 empresas británicas, un 80% no organizará ninguna fiesta.

En algunas ciudades, las autoridades locales prohibieron colgar adornos de Navidad y luces en centros comerciales y zonas peatonales. La corrección política ha llegado incluso a la televisión británica: además de la reina, una musulmana cubierta totalmente con velo ofrecerá un discurso de Navidad.

En Inglaterra las discriminaciones sexuales, raciales o religiosas deben evitarse de cualquier manera, ya que de lo contrario los empleados pueden demandar a la empresa, de ahí que la Navidad haya sufrido estos recortes de “ética defensiva de empresa”.

Por eso mismo tampoco habrá las tradicionales fiestas navideñas de compañeros de trabajo después del horario de oficina, y en el lugar de trabajo habrá un clima decididamente poco navideño.

Un 74% de los 2.300 jefes británicos encuestados han prohibido los árboles y la decoración de Navidad para no ofender a los empleados de otras religiones.

EXAGERACIÓN
El caso es que muchos de los musulmanes consideran totalmente exageradas estas medidas ya que esto puede malinterpretarse y hacer que los cristianos británicos se irriten con los musulmanes.

Zahid Hussain, del Consejo Musulmán, aseguró que no hay por qué reprimir el ambiente navideño explicando que “La Navidad es la Navidad”, y que muchos de ellos participan en los festejos sin problemas.

ACPress.net