nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Piden cerrar periódico por difundir imagen de Jesucristo con cigarro en la mano

Un diario de Tokio publica la foto en su portada y pide una disculpa a religiosos, por otra parte, un grupo de cristianos exige al gobierno cerrar el rotativo Makkal Osai

  • Sociedad    
  • 28 ago 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un periódico en Malasia enfrenta llamados a su cierre, luego de publicar una imagen de Jesucristo sosteniendo un cigarrillo en la mano y lo que parecía una lata de cerveza, a pesar que el diario pidió hoy una disculpa en su portada.

La imagen publicada por el rotativo Makkal Osai generó indignación entre grupos religiosos minoritarios en Malasia, que exigen al gobierno que lo cierre, como lo hizo el año pasado con dos diarios que difundieron las controversiales caricaturas del profeta Mahoma.

El primer ministro malayo Abdullah Ahmad Badawi calificó la acción del Makkal Osai como “hiriente e insultante” para los cristianos y pidió a la gente a no jugar con la religión, reportó la agencia de noticias local Bernama. “Si los cristianos llegan a saber de ello, se crearán problemas”, aseveró el mandatario bengalí al reiterar su llamado para “dejar de hacer esto otra vez”, de acuerdo con el reporte conocido en esta capital.

Tras la publicación de la imagen de Jesucristo en el Makkal Osai, impreso en lenguaje tamil, las reacciones no se hicieron esperar en Malasia, un país predominantemente musulmán donde la religión es un tema delicado.

Grupos cristianos en ese país dijeron que aunque Jesús en la Biblia fue una figura compasiva que convirtió agua en vino y lo compartió con sus discípulos en la Ultima Cena, y se reunió con cobradores de impuestos y prostitutas, “algo debía hacerse al respecto”.

Sin embargo, el arzobispo en Kuala Lumpur, capital bengalí, Murphy Pakiam, quien había criticado la imagen como una “profanación”, aceptó la disculpa que el director general del diario, S.M. Periasamy, le envió vía correo electrónico.

La oficina de Pakiam dijo que tras la misiva y la publicación de una disculpa en la primera plana del periódico, el arzobispo consideró el caso “cerrado”.

Empero, el partido Congreso Indio Malayo urgió al gobierno a cerrar el rotativo, argumentando que se trataba de un asunto “muy serio.

Agradecemos la disculpa, pero es un tema sensible, el editor debe ser despedido y el periódico cerrado”. Los malayos no musulmanes están observando cómo responderá el gobierno, ya que éste actuó de manera severa en el caso de la publicación de las caricaturas del profeta Mahoma, cerrando los dos diarios que las difundieron.

Notimex