nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Evangélicos chilenos piden igualdad de credos en colegios públicos

Representados en la Agrupación de Padres y Apoderados Evangélicos “Barac” de Punta Arenas, plantearon en conferencia de prensa su inquietud por la situación que viven sus hijos en los establecimientos educacionales municipales.

  • Sociedad    
  • 19 nov 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Representados en la Agrupación de Padres y Apoderados Evangélicos “Barac” de Punta Arenas, plantearon en conferencia de prensa su inquietud por la situación que viven sus hijos en los establecimientos educacionales municipales, donde no se imparten clases de educación cristiana de acuerdo a sus propias convicciones. Esto, porque no reciben clases de religión evangélica, tal como se establece en la Ley 19.638, del año 1999.

El otro punto se refiere a la intranquilidad existente por la “situación conductual de los niños y jóvenes dentro de los colegios, reflejado en el incremento de conductas desadaptativas, en sus relaciones interpersonales y con sus profesores”.

De hecho, el objetivo por el cual se creó “Barac” apunta a realizar actividades dirigidas a la ayuda social, a fomentar valores y a fortalecer espiritualmente a los niños y jóvenes vulnerables. “Los padres y apoderados de la agrupación están preocupados por el clima de violencia que se vive dentro de los colegios y están dispuestos a crear instancias de participación donde los niños y jóvenes tengan un espacio en el cual sean escuchados, atendidos y amados”, reforzaron.

CLASES DE RELIGION

En la práctica señalaron que el año pasado, de un total de 34 escuelas básicas, sólo en cuatro de ellas se pudo implementar un plan piloto de religión evangélica, pero sus profesoras no se encuentran asimiladas al régimen de remuneraciones y previsión vigente (sólo prestan servicios con boletas de honorarios).

“Los padres y apoderados han solicitado en el momento de matrícula las clases de religión evangélica, pero no han sido escuchados, han visto vulnerados sus derechos y los de sus hijos, y a pesar de sus reclamos la situación continúa igual”, precisaron.

A eso se suma que el tema fue planteado por la Confraternidad de Pastores Evangélicos a la Corporación Municipal de Punta Arenas, a partir del año 2004, y se les ha respondido que no existen recursos para esas clases.
En paralelo, el gobierno central, a través de la ministra de Educación Yasna Provoste, envió una carta impartiendo instrucciones para que se realicen las diligencias pertinentes y se cumpla con lo dispuesto en la Ley 19.638 durante el mes de septiembre.

La agrupación “Barac” envió una carta al alcalde Juan Morano, presidente de la Corporación Municipal de Punta Arenas, para que se logren soluciones concretas a contar del año 2008.

La Prensa Austral