nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Marián Sabaté revela que estuvo entre el cielo y el infierno

Reina de la prensa rosa en Ecuador, dice haber sentido el calor de Jesús y como Él le dio fuerzas cuando estuvo apunto de morir producto de una grave colitis. Sabaté como muestra de agradecimiento a Dios quiere grabar e interpretar la canción de Yuri titulada: “Y tú cómo estás”.

  • Sociedad    
  • 16 feb 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

En una entrevista exclusiva ofrecida al diario Extra del Ecuador, la reina de la prensa rosa, Marián Sabaté, reveló que durante una operación en un quirófano vio el cielo y el infierno.

Todo comenzó cuando Sabaté, estaba reposando de su primera operación que según el doctor le había dicho que duraría de 2 a 3 días, pero fue todo lo contrario, Sabaté sufrió una infamación no por hablar demasiado como se le dijo, sino por una colitis que inflamó su colon 7 veces su tamaño normal, empujando su estómago recién operado hasta el pulmón.

“El médico necesitó autorización para esta segunda operación. Mi hija Barbarita es menor de edad me acompañó y mi amiga Jackeline, pero ninguna podía hacer nada. Fueron momentos de incertidumbre”, narra Sabaté.

En ese momento de angustia y dolor Sabaté pensó que era el final de su vida. “Creí que me moría. Pero al rato, sentí el calor de Jesús y eso me dio fuerzas. Más tarde vi la paz y la tranquilidad de lo que sería el paraíso, pero también tuve visiones de las llamas del infierno, como diciéndome que esto podría esperarme si me portaba mal. Ahora que estoy fuera, aprecio más las cosas de la vida, como el poder ver y oír, la luz del sol y hasta el canto de los pájaros”, relata.

De la experiencia aprendida

Sabaté, afirma que cuando estuvo en terapia intensiva escuchó una canción cristiana de Yuri titulada: “Y tú cómo estás”, la canción dice ella que impactó su corazón que desea filmar un video interpretándola junto a Jonathan Luna y Fausto Miño. Aunque Marián no es una solista profesional, ella asegura: “con arreglos cualquiera puede hacerlo, (se suelta en risas), además cantaré muy poco, la mayor parte lo harán los cantantes de verdad”, expresa Sabaté como una forma de agradecimiento a Dios por darle más vida.

Marián comenta que no piensa regresar al quirófano y que tiene como meta tener un peso de 120 libras, lo que supone que en realidad estaba muy pasada de peso, pero algo que nunca se le olvidará es “la alegría de saber que no estoy sola. No solo mi familia se preocupó por mí, sino también el público que hizo hasta cadenas de oración por mi recuperación. Por todo esto les estoy eternamente agradecida”, finalizó.